miércoles, 18 de noviembre de 2015

Honduras 0-2 México


La Selección de México al fin pudo sacudirse el embrujo para conquistar una victoria 0-2 sobre su similar de Honduras en San Pedro Sula en un partido trabado, entrecortado, con muchas patadas y muy poco futbol.

Juan Carlos Osorio optó por un 5-3-2 con una alineación poco ortodoxa que si bien jamás encontró la llave del partido, sí logró contener al conjunto catracho que apostó por la presión y fuerza pero jamás logró intimidar al tricolor.

Talavera se hizo cargo del arco y lució bien cuando fue requerido. En la defensa central estuvieron Ayala, Reyes y Moreno y se vieron solventes, confiados y serenos ante un rival que careció de profundidad y que no supo aprovechar su presencia física. Miguel Layún salió por la lateral derecha y Oswaldo Alanís por la izquierda pero ninguno supo incorporarse al ataque atinadamente aunque Alanís se vio mejor que Layún a la hora de defender y perdió menos balones. La media cancha fue comandada por Guardado, quien encontró en Herrera y Aquino a dos buenos cómplices a la hora de ofender. Arriba estuvieron Jiménez y Chicharito quienes sufrieron por la falta de balones a modo pero hicieron un buen esfuerzo.

Honduras, como era de esperarse, apostó por su fuerza física y empleó una presión constante, con muchas faltas, la gran mayoría innecesarias pero permitidas por el árbitro. La rudeza del equipo catracho era notoria y la complacencia del árbitro fue lamentable, por lo que el partido fue muy entrecortado. La gran virtud de México fue la paciencia. El equipo tricolor supo aguantar las faltas sin perder la cabeza y mantuvo el partido en un ritmo semilento aunque no supo abrir el campo ni tampoco pudo aprovechar cabalmente su buen trato del balón.

El partido fue transcurriendo entre patadas y muy escaso futbol hasta el 60' cuando Osorio echó mano de la banca para hacer ingresar al Tecatito Corona quien, cuando ya transcurría el 67', le dio la razón al técnico al tomar un balón al borde del área, se lo acomodó con destreza y lo mandó al fondo de las redes con un disparo potente y a la base del poste derecho de la portería defendida por Noel Valladares para el 0-1.

Osorio sacó al Chicharito al 69' para ingresar a Jürgen Damm y éste también le dio la razón al técnico al aprovechar un balón filtrado por la banda derecha, escaparse por velocidad a su marca, fintar hacia el centro, engañando a Valladares, y mandar el esférico al fondo de las redes con un disparo suave que pasó pegado al poste para marcar el 0-2 al 72'.

Ya con el marcador a su favor y con Honduras volcado hacia el frente, Osorio mandó al terreno de juego a Juan Gallito Vázquez en sustitución de Raúl Jiménez y con la intención de reforzar el medio campo pero ni así pudo evitar que Honduras obligara a Talavera a emplearse a fondo para mantener la portería mexicana en ceros. La intervención de Talavera dejó en claro que el puesto está bien cubierto y que el arquero atraviesa un excelente momento.

Así las cosas, México tiene ahora 6 puntos y se mantiene en el liderato del cuadrangular, seguido por Canadá que tiene 4, El Salvador con 1 y en el fondo está Honduras que aún no ha logrado cosechar ni una unidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario