miércoles, 4 de noviembre de 2015

Real Madrid 1-0 PSG


El Real Madrid obtuvo una importante y afortunada victoria que materializa su clasificación en el Grupo A al permitirle llegar a 10 puntos por 7 de sus víctimas y 3 de los coleros Shakhtar Donetsk y Malmö cuando faltan dos jornadas por disputar.

En el pasado enfrentamiento en el Parque de los Príncipes, ambos equipos habían firmado un empate pero el Real Madrid se había visto mejor y Laurent Blanc realizó unos ajustes para afinar el funcionamiento del Paris Saint-Germain que se plantó con un 4-3-3 en el Santiago Bernabéu y desde temprano dejó en claro que iba en busca de la victoria pero la buena fortuna del Real Madrid y la mala puntería del PSG lo impidieron.

Los parisinos controlaron el balón el 58% del tiempo y generaron las mejores opciones de gol pero fueron incapaces de anotar y, para su mala fortuna, una jugada fortuita derivó en una impensable anotación madridista cuando corría el 35'. Kroos quiso filtrar un balón pero fue desviado por Thiago Silva y el único que siguió el curso del esférico fue Nacho, quien acababa de entrar al terreno de juego en sustitución de Marcelo y tocó suave de primera intención hacia la portería visitante. La jugada hubiera quedado ahí de no ser porque Kevin Trapp había salido precipitadamente y perdió la ubicación de su marco, permitiendo que el balón se escurriera lentamente hasta el fondo de las redes para marcar la que terminó siendo, a la postre, la única anotación del partido. Un auténtico churro.

Zlatan Ibrahimovic y compañía se lanzaron en pos del empate pero traían la pólvora mojada y si bien lograron superar en más de una ocasión a la defensiva merengue, sus disparos salían desviados y, en el mejor de los casos, se aporreaban en los postes ante la mirada atónita de la afición madridista que sufría y deseaba que su equipo despertara pero esto jamás sucedió, el tiempo fue transcurriendo con un claro dominio del equipo visitante ante un Real Madrid irreconocible por su inoperancia y falta de respuesta.

Es difícil enumerar las muchas oportunidades desperdiciadas por el Paris Saint-Germain pero es justo mencionar que prácticamente todo aquel que se aventuró al área merengue tuvo la suya. Fallaron Ibrahimovic, Cavani, Di María, Matuidi, Motta, Veratti, Luiz, Silva y algunos de ellos en más de una ocasión.

Los minutos fueron transcurriendo y la defensa merengue se veía cada vez más apremiada. La media cancha del PSG se adueñó del partido y jamás cedió pero los delanteros parisinos fueron incapaces de traducir su dominio en gol y en el pecado llevaron la penitencia los de Blanc que terminaron cargando con la derrota a cuestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario