miércoles, 9 de marzo de 2016

Chelsea 1-2 PSG


Paris Saint-Germain conquistó el pase a cuartos de final de la UEFA Champions League por 4a ocasión consecutiva con una convincente victoria de 2 goles contra 1 sobre el Chelsea en Stamford Bridge. Los galos fueron construyendo su obra desde el inicio y arrancaron de gran forma, tomando el control del partido y ejerciendo presión sobre los blues.

Cuando apenas corría el 5', Di María mandó el primer aviso sobre la portería local defendida por Courtois, dejando en claro que el PSG no iba a defender su ventaja a ultranza y que buscaría hacer daño con un audaz 4-3-3 comandado por Zlatan Ibrahimovic, quien era acompañado en la delantera por Lucas Moura y Di María, una verdadera pesadilla para la zaga del equipo londinense que si bien tuvo menos tiempo el balón en su poder, buscó siempre ser vertical y provocó muchos errores en la zaga del equipo parisino, con lo que pudo nivelar la situación momentáneamente pero terminó cediendo ante el empuje de los galos que mostraron más ambición.

Cuando corría el 15', Di María habilitó a Ibrahimovic por la derecha y este entró al área con balón controlado y sirvió un pase perfecto para la llegada de Rabiot quien se adelantó a su marcador y simplemente empujó el esférico al fondo de la portería de los blues para poner el marcador 0-1.

El PSG era amo y señor de la situación y controlaba el balón y los tiempos pero en lugar de lanzarse al frente para rematar al rival herido, optó por juguetear con el balón con un sinfín de pases horizontales, se olvidó de la portería rival y, para colmo de males, cometió errores en pases y recepciones que derivaron en el gol del empate de los blues. Corría el 26' cuando Pedro aprovechó una mala recepción de Thiago Mota en la media cancha para robar el esférico y habilitar a Willian que, rápidamente, sirvió para Diego Costa quien retuvo y giró para hacer a un lado a su marcador y mandar un disparo cruzado con la zurda y anotar el 1-1 que devolvía el alma al cuerpo de los miles de fanáticos del Chelsea que festejaron alegremente en las gradas de Stamford Bridge alentando a su equipo a darle la vuelta al marcador.

Para la segunda parte el Chelsea buscó apretar desde la salida al PSG y de nuevo provocó graves errores defensivos que estuvo a punto de capitalizar pero las intentonas de Diego Costa, primero, y Cesc Fábregas, después, fueron cortadas por excelentes intervenciones defensivas que cercenaron grandes posibilidades de gol cuando ya algunos cantaban la anotación desde las gradas.

Cuando ya pasaba una hora de batalla, Willian puso a trabajar a Kevin Trapp que se tuvo que emplear a fondo para evitar la caída de su marco y apenas unos minutos después, Eden Hazard también estuvo a punto de anotar pero el arquero del equipo parisino se lució de nueva cuenta y evito la anotación, dando tiempo para la reacción de su equipo que, cuando corría el 66', puso cifras definitivas al cotejo, cortándole las alas al Chelsea con una anotación de Ibrahimovic en una relampagueante jugada nacida por la banda izquierda en los pies de Di María quien primero se apoyó con Thiago Mota para luego salir disparado por la banda y recibir un gran pase filtrado por su compañero. Di María se escapó, entró al área y sirvió un magnífico pase raso justo para la entrada de Ibrahimovic quien simplemente empujó el esférico al fondo de la portería del equipo londinense para el 1-2 que caía como un balde de agua fría sobre el equipo local y su fanaticada.

Laurent Blanc no lo pensó más y movió rápidamente sus fichas para enfriar el partido pero sin renunciar al ataque, haciendo ingresar a Javier Pastore en sustitución de Lucas, Edinson Cavani en sustitución de Di María que había dado un gran partido y a van der Wiel en sustitución de Matuidi. El Chelsea intentó emparejar el partido pero no encontró la profundidad suficiente para conquistar una anotación que les devolviera las esperanzas y no pudo evitar que el tiempo fuera transcurriendo hasta verse eliminado de nueva cuenta ante el Paris Saint-Germain que, de esta forma, alza la mano para ubicarse entre la élite europea, volviéndose a situar en los cuartos de final de la UEFA Champions League.

No hay comentarios:

Publicar un comentario