sábado, 12 de marzo de 2016

Málaga 1-0 Sporting


El Málaga rompió la mala racha de 5 partidos sin conquistar una victoria al derrotar por 1 tanto contra 0 al Sporting de Gijón en la 29a jornada de la Liga BBVA de España gracias a un soberbio gol de Juanpi al 24', a una gran actuación de Guillermo Ochoa que los salvó del tanto del empate en la 2a parte y, de paso, a una controvertida decisión arbitral que le negó un penal al Sporting cuando corrían los últimos instantes del partido.

Ambos equipos llegaban con largas rachas sin conocer la victoria, el Málaga llevaba 5 partidos sin sumar de a tres unidades y el Sporting 7 y sus ubicaciones en la tabla son sin duda de cuidado, por lo que el duelo era sin duda de desesperados y pese a que se llevó a cabo en La Rosaleda, fue el Sporting el que tomó la iniciativa en cuanto se escuchó el silbatazo arbitral.

Sanabria puso a trabajar a Guillermo Ochoa desde temprano, cuando apenas corría el 1er minuto de juego, pero el cancerbero del equipo local se vio atento y sacó el esférico por la línea de meta para evitarse problemas. Si bien el Málaga parecía dormido, cuando corría el 24', Juanpi tomó el esférico a las afueras del área visitante, giró hacia el centro para evitar a su marcador y mandó un zurdazo perfectamente  que se coló al fondo de la portería defendida por Pichu que se tendió hacia su costado derecho pero nada pudo hacer dada la excelente colocación del disparo.

Si bien el Sporting había comenzado de mejor forma, el Málaga fue acomodándose mejor conforme avanzaba el partido y la defensa malagueña fue cerrando el paso hacia su meta y los locales parecían navegar en aguas más tranquilas aunque pese a eso, Dani Nbi encontró un resquicio y se escapó por la banda izquierda para mandar un fuerte disparo que también fue bien resuelto por Memo Ochoa que lo envió a tiro de esquina.

Para la 2a parte, el Sporting salió de nueva cuenta muy revolucionado y buscó acosar al Málaga que parecía conformarse con la pírrica ventaja y si bien no renunció al ataque, siempre lo hizo con sumo cuidado. Rosales, lateral derecho del Málaga, controló un balón a la entrada del área visitante pero mandó su disparo muy desviado de la portería contraria.

El lateral derecho del Sporting se escapó por su banda y combinó con Carmona quien respetó su esfuerzo y le filtró un excelente balón para que llegara a línea de fondo y mandara un gran centro para Sanabria que le ganó el salto a su marcador y mandó un gran cabezazo con etiqueta de gol pero la reacción felina de Guillermo Ochoa quien se extendió hacia su costado derecho y rechazó el esférico, privando a Sanabria de una anotación cantada.

Un tiro libre ejecutado por Chory desde tres cuartos de cancha encontró a Weligton quien cabeceó superando a sus marcadores pero para mala fortuna, el balón se escurrió a un costado de la portería visitante cuando Pichu, el arquero del Sporting, había realizado una pésima salida y se había quedado a la mitad entre su portería y los rematadores.

El Sporting aumentó la presión sobre el Málaga. La adversidad del marcador y su pésima ubicación en la tabla no daban otra opción. Abelardo, el técnico del equipo asturiano, apostó por Halilovic en sustitución de Sanabria que había dejado ir dos claras opciones de gol y por Pablo Pérez en sustitución de Carlos Carmona para darle más profundidad al ataque del Sporting y los cambios estuvieron a punto de funcionarle pero de nueva cuenta Ochoa y ahora también los palos, le negaron el tanto del empate.

Primero fue Pablo Pérez quien remató a boca de jarro sobre la humanidad de Ochoa y luego Castro, que tomó el rechace y lo mandó a la base del poste izquierdo de la portería malagueña. Para colmo de males y cuando ya corría el tiempo agregado por el árbitro, se dio una clara mano en el área del Málaga que los visitantes reclamaron como penal pero que no fue concedida por el silbante. Halilovic recibió en corto un tiro de esquina por la banda derecha, corrió en diagonal hacia atrás y hacia el centro y mandó un fuerte disparo que se fue es estrellar en el brazo izquierdo de Fornals que se encontraba dentro del área del conjunto local.

Así las cosas, después de 67 jornadas de haber sido fichado, Guillermo Ochoa por fin logra debutar como titular en la portería del Málaga y lo hizo con una gran actuación y mucha suerte, convirtiéndose en el mejor jugador de su equipo y del partido y salvaguardando la ventaja del Málaga que, de esta forma, llega a 36 unidades y se ubica momentáneamente en el 8o puesto de la tabla, a 6 del 7o escalón que podría ya brindarles un sitio en competiciones europeas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario