martes, 8 de marzo de 2016

Real Madrid 2-0 Roma

Lejos de sentarse a defender la ventaja de dos goles obtenida en el Olímpico de Roma, el Real Madrid buscó la portería del equipo visitante desde el inicio y Zinedín Zidane, técnico madridista, mandó claras muestras desde el parado del equipo que se presentó con un 4-3-3 ante el 4-4-1-1 mandado por Luciano Spalletti, técnico del conjunto romano.
Los visitantes no se amedrentaron y respondieron golpe a golpe, creando también buenas oportunidades de gol y forzando el encuentro a un ir y venir sobre ambas áreas con trabajo continuo tanto para Keylor Navas, arquero madridista, como para Szczesny, arquero del conjunto romano.
Tanto Salah como El Shaarawy desbordaron por las bandas e hicieron tremendo daño en la defensiva merengue que se veía impotente ante la velocidad de ambos extremos visitantes pero lamentablemente para los romanos, la zaga madridista supo multiplicarse y Keylor Navas tuvo una gran noche, por lo que el gol rehuyó presentarse para el conjunto visitante y, después de más de una hora de una dura lucha y un ir y venir constante, el conjunto merengue logró romper la igualada para irse al frente con un gran gol de Cristiano Ronaldo para rematar unos minutos más tarde con una anotación de James Rodríguez que marcaba un fulminante 4-0 global que dista mucho de mostrar la realidad de lo sucedido en el terreno de juego.
Si bien el primer aviso del partido fue precisamente de Cristiano Ronaldo en una temprana incursión en el área visitante, fue la Roma la que tuvo la más clara cuando apenas corría el 14' y Salah desbordó por la banda derecha dejando atrás a más de un defensivo merengue antes de quebrar hacia el centro y servir para Dzeko que enfrentó en un mano a mano a Navas y mandó un disparo desviado de la portería local ante la atónita mirada de la zaga madridista que había sido superada por la velocidad del contragolpe visitante.
Cuando corría el 28', la Roma tuvo otra inmejorable oportunidad gracias a una falta sobre Casemiro, que dio un gran partido, que el árbitro no marcó permitiendo que los romanos se lanzaran en un rápido contragolpe que estuvo a punto de culminar en gol pero que, lamentablemente para su causa, terminó en saque de meta debido a que Salah mandó su disparo a un costado de la portería custodiada por Keylor Navas.
El guion no cambió para la segunda parte. El Real Madrid volvió a la carga con muchas unidades pero fue contragolpeado eficazmente por la Roma que volvía a crear las mejores oportunidades y Salah volvió a dejar ir otra clara opción de gol al estrellar un disparo en la humanidad de Keylor Navas, cancerbero merengue que se erigía en el hombre más importante del partido.
Cuando corría el 63', Modric avanzó por el centro y sirvió a Lucas quien desbordó por la banda derecha en cuanto entró al terreno de juego, en sustitución de Gareth Bale, y mandó un centro raso que llegó justo a los pies de Cristiano Ronaldo que se adelantó a su marcador para anotar el 1-0 que hacía estallar a los miles de fanáticos que había vivido en vilo el ir y venir entre romanos y madridistas.
El momento era de los merengues y rápidamente lo capitalizaron con un fulminante contragolpe gestado en los pies de Cristiano Ronaldo que avanzó por la izquierda, quebró hacia el centro y tocó para James Rodríguez quien había aparecido a la espalda de Cristiano y se escapó por la izquierda, enfrentó al portero y mandó el esférico al fondo del arco visitante con un disparo raso que se coló por en medio de las piernas de Szczesny para poner el marcador 2-0 al 67' dando un golpe mortal para la Roma.

Al finalizar el encuentro, la afición madridista rindió un emotivo homenaje a Francesco Totti quien entró en sustitución de El Shaarawy al 74' y probablemente haya jugado el último partido de Champions de su exitosa carrera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario