lunes, 3 de julio de 2017

Portugal (2) 1-1 (1) México


La Selección de Futbol de Portugal doblegó en tiempos extra a su similar de México por 2 goles contra 1 luego de haber empatado a un gol por bando en el tiempo regular, para quedarse con el trofeo al tercer lugar de la Copa FIFA Confederaciones Rusia 2017.

Fernando Santos y Juan Carlos Osorio buscaron configurar a sus equipos en busca del triunfo y desde el inicio dejaron en claro que querían quedarse con el trofeo. Portugal se plantó con la formación acostumbrada, Santos sustituyó algunas piezas estratégicamente pero tuvo el cuidado de mantener la base de su equipo.

Juan Carlos Osorio, para variar y no perder la costumbre, hizo todo tipo de movimientos y esta vez mandó al terreno de juego una formación con 4 defensas, 3 medios y 3 delanteros. Guillermo Ochoa volvió a encargarse de la portería pero ahora la defensa estuvo conformada por Moreno y Araujo en la central, Luis Reyes en la lateral izquierda y Miguel Layún en la lateral derecha. Rafael Márquez sorprendió al aparecer como medio de contención, con Héctor Herrera y Andrés Guardado a cargo del enlace con la delantera. Adelante, Chicharito, Oribe Peralta y Carlos Vela.

La simple presencia de Vela en el ataque le dio otra cara a México. Los cortes, movimientos diagonales y, sobre todo, su inteligencia para mandar peligrosos trazos buscando a Chicharito le dio mucha mayor profundidad a México pero ahora el agujero estaba en la media cancha donde rápidamente quedó de manifiesto que Rafael Márquez ya no tiene la velocidad ni la reacción y mucho menos la movilidad que es demandada en un duelo de alto nivel, por más que su experiencia y mentalidad le ayuden.

Fernando Santos apostó por el medio campo y Juan Carlos Osorio sin querer se lo entregó. Cuando corría el 16', Rafael Márquez llegó tarde para intentar impedir un remate en el área mexicana y cometió un claro penal que, para fortuna del conjunto tricolor, Guillermo Ochoa logró rechazar en una excelente estirada al disparo de André Silva.

Para la segunda parte, cuando ya corría el 54', Chicharito tomó un balón por la banda izquierda y sorprendió al defensa con una buena gambeta para llegar a línea de fondo, internarse en el área y mandar un centro candente en busca de Carlos Vela quien rebanó el balón y, para su buena fortuna, éste fue a dar en la humanidad de Luis Neto quien, sin quererlo, terminó por anidar el esférico en el fondo de su propia meta para el 0-1.

México poco a poco volvió a ceder la iniciativa a Portugal y sobrellevó los últimos minutos del encuentro buscando más bien que transcurriera el tiempo en lugar de finiquitarlo y en el pecado llevó la penitencia ya que, cuando corría el tiempo de compensación, Pepe se adelantó a Layún en el corazón del área para cabecear un largo centro de Ricardo Quaresma para convertir el 1-1 que mandaba el partido a tiempos extra.

Miguel Layún volvió a cometer un grave error, esta vez al cometer mano en una jugada en el área, por lo que el árbitro no dudó en decretar la pena máxima que, esta ves sí fue convertida por Portugal, por medio de Adrien Silva con un disparo hacia la izquierda del arquero mexicano.

México buscó afanosamente el empate pero Osorio ya había retirado a Chicharito del terreno de juego y Jiménez simplemente no supo cómo hacer daño y, por si fuera poco, salió expulsado muy pronto por acumulación de tarjetas. El silbante antes había expulsado a un portugués por una falta en el medio campo.

Pese a la derrota, la FIFA entregó el reconocimiento al Jugador Budweiser del Partido a Guillermo Ochoa quien, con excelentes lances, permitió que el tricolor se mantuviera vivo en el encuentro. Tras la derrota, Osorio insultó a los árbitros que se negaron a revisar en el VAR una jugada en la que se apreciaba una pena máxima a favor de México y que hubiera significado el empate pero la realidad fue que Portugal fue superior y mereció el tercer puesto de la justa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario