domingo, 25 de junio de 2017

México 2-1 Rusia


La Selección Nacional de México doblegó a su similar de Rusia por 2 goles contra 1 y obtuvo el pase a semifinales de la Copa FIFA Confederaciones Rusia 2017 como segundo lugar del Grupo a ya que en un partido celebrado simultáneamente, Portugal goleó 4 a 0 a Nueva Zelanda.

El partido comenzó con fuerza ya que los rusos salieron al terreno de juego en busca de una victoria que les garantizara el pase y apretaron a los mexicanos con fuerza y fiereza, lo que provocó múltiples fallas en el traslado de la pelota del conjunto tricolor y evidenció las fallas defensivas y de coordinación que había venido acusando.

Alexander Samedov puso al frente a Rusia con un potente remate desde el interior del área que venció a Guillermo Ochoa que ya había rechazado el balón en la misma jugada. Corría el 20' y México se veía abajo en el marcador. Eran momentos apremiantes ya que unos instantes antes, un fuerte disparo desde fuera del área se había estrellado en un poste de la potería custodiada por Ochoa y el arquero cada vez tenía que ver más acción, pero México, que en esta ocasión jugó de blanco, sacó la casta y supo sobreponerse, adelantando líneas, con más coraje que futbol.

Para la buena fortuna de los mexicanos, el empate calló muy pronto, al 30' y eso les dio tranquilidad. Néstor Araujo cabeceó de forma poco ortodoxa en el área chica y venció al arquero ruso para emparejar los cartones ante la algarabía de los pocos aficionados mexicanos que pudieron darse el lujo de trasladarse hasta Kazán para apoyar a su equipo.

Juan Carlos Osorio volvió a hacer ajustes en su alineación y en esta ocasión mandó al Chicharito como eje de ataque con Vela y Lozano como extremos pero dadas las características de los rusos, Vela no tuvo gran participación y para la segunda mitad, el técnico tricolor optó por enviar al terreno de juego a Javier Aquino a la banda izquierda, sacando a Vela y moviendo al Chucky a la derecha para darle mayor velocidad y amplitud al ataque mexicano.

Fue precisamente el Chucky el que logró darle la vuelta al marcador al 52', gracias a su gran velocidad. Héctor Herrera despejó el balón y lo mandó cuan lejos pudo. El esférico parecía fácil para el portero ruso, Igor Akinfeev, pero este prefirió esperarla para despejar con el pie en lugar de adelantarse y cabecear, lo que fue un grave error ya que Chucky llegó antes para cabecear y empujar el esférico al fondo de la portería para el 2-1.

México vivió entonces sus mejores momentos y buscó rematar a Rusia pero falló en la última jugada y aunque estuvo cerca del gol, no fue capaz de ampliar su ventaja, permitiendo que el partido se hiciera cada vez más tenso y que Rusia empujara en la recta final hacia el frente con fuerza y determinación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario