viernes, 30 de junio de 2017

Alemania 4-1 México


La Selección Nacional de Alemania no tuvo piedad con México y exhibió sus carencias defensivas para derrotarlo cómodamente por 4 goles contra 1 en la semifinal de la Copa FIFA Confederaciones Rusia 2017 y acceder a la gran final en la que se enfrentará nuevamente a Chile con quien empató a 1 gol por bando en la primera ronda.

Como se había pronosticado, Alemania saltó al terreno de juego con el 1-3-4-2-1 que había estado utilizando a lo largo del torneo, para lo que Juan Carlos Osorio respondió con un 1-4-2-3-1 que incluía a Ochoa en la portería, Alanís, Moreno, Araujo y Layún en la defensa, Héctor Herrera y Jona dos Santos en la contención, Aquino, Gio dos Santos y Raúl Jiménez como enganches y Chicharito en el eje del ataque.

Alemania no tardó en encontrar el camino hacia la puerta mexicana y cuando apenas corría el 6', Goretzka aprovechó un pase filtrado para superar a la defensa mexicana y vencer a Ochoa con un tiro cruzado que se introdujo en la porería pegado al poste. Para colmo de males, al 8', Goretzka, en una jugada muy similar, volvió a aprovechar un pase filtrado para superar a la defensa tricolor y, de paso a Ochoa, con otro tiro cruzado para poner el marcador 2-0.

La fragilidad de la defensa mexicana había sido expuesta con magistral sencillez y Alemania decidió bajarle a las revoluciones y no arriesgar de más, por lo que cedió el balón a México que avanzaba sin problemas hasta tres cuartos de cancha para estrellarse en el último tramo con el muro defensivo teutón que, bien parado atrás, los esperaba para resolver sin mayores aspavientos los intentos del conjunto tricolor para hacerles daño.

Alemania tenía menos tiempo en su poder el esférico pero era claro que el planteamiento mexicano era ineficaz ante los despliegues ofensivos alemanes. México intentó pelear en el medio campo pero Alemania no se interesó, avanzaba con velocidad en base a sus largos acostumbrados pases largos y rompía una y otra vez al aparato defensivo mexicano, con facilidad y dando la apariencia de no requerir mayores esfuerzos.

México no bajó los brazos y se mantuvo en pie de guerra. Tomó la iniciativa y buscó afanosamente la portería rival, generando opciones para Chicharito y Jiménez que trataban de horadar la meta contraria de diferentes formas pero apareció la figura de Ter Stegen que se erigió como una gran muralla y sofocó los intentos de rebelión.

Para la segunda parte, Osorio decidió prescindir de Javier Aquino que había sido uno de los jugadores mexicanos más activos en la primera mitad, y mandó al terreno de juego a Hirving Lozano, un cambio hombre por hombre que buscaba darle mayor poder ofensivo a México pero que no resultó.

Timo Werner puso el 3-0 a favor de Alemania al rematar desde el borde del área chica cuando estaba solo, luego de que Jonas Hector le asistiera con un toque suave y casi caminando. La defensiva mexicana había sido superada y exhibida nuevamente. Su ineficacia ante los pases filtrados alemanes había vuelto a quedar de manifiesto.

Osorio echó mano de Marco Fabián y Rafael Márquez en un intento desesperado de que reaccionara su equipo y, si bien México logró acercarse 3-1 al 89' por medio de un soberbio golazo de Marco Fabián, Alemania volvió a calmar las aguas rápidamente con el 4-1 anotado por Amin Younes que remachaba el partido.

Esta versión de Alemania doblegó con facilidad a México aplicando las bases del futbol. Movimientos rápidos sin balón, toques al espacio libre, pases filtrados con ventaja para el atacante y excelente control del balón. México no supo cómo pararse y el nuevo experimento de Juan Carlos Osorio volvió a fracasar ante el primer reto importante que se le presentó, dejando en claro que tendrá que trabajar muy fuerte si realmente desea trascender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario