jueves, 4 de febrero de 2016

Juventus 1-0 Genoa


La Vecchia Signora no afloja el paso y mantiene el acoso sobre Nápoles. La persecución de la Juve sobre el líder de la Serie A italiana va tomando tintes épicos al sumar los de Turín 13 victorias consecutivas, esta última por la mínima diferencia ante un complicado y tozudo Génova que se plantó muy bien en el Juventus Stadium.

Massimiliano Allegri mandó un 3-5-2 al terreno de juego12' para que Dybala pudiera disparar de media distancia por primera vez en el encuentro y, ante la bien plantada muralla genovesa, los bianconeri tuvieron que apostar por los tiros desde fuera del área para intentar hacer daño, pero Perin estuvo atinado y si bien tuvo más acción que Buffon, supo resolver satisfactoriamente todo lo que le enviaron los locales.

Conforme avanzó el partido, Cuadrado fue tomando más confianza en sus incorporaciones por la banda derecha y cada vez fue causando más daños al desestabilizar a la defensa contraria y cuando corría el 29', se escapó hasta la línea de fondo y mandó un tiro centro que buscaba a Álvaro Morata pero que se introdujo a la portería de Génova al ser desviado por Sebastián De Maio quien en su afán por cortar el balón que peligrosamente se paseaba por el área chica terminó por introducirlo en su propia meta para el 1-0 que daba ventaja a la Juve.

Juventus no bajó el ritmo pese a tener la ventaja y mantuvo la mira puesta en la portería defendida por Perin pero las oportunidades se fueron diluyendo principalmente por errores de sus propios delanteros que fallaron incluso jugadas que se cantaban como gol en el graderío.

Cuando corría el 53', Sale Zaza tomó el lugar de Álvaro Morata en el eje del ataque del equipo turinés y, de inmediato, mostró una gran movilidad y generó espacios que, lamentablemente, por su afán de hacerse presente en el marcador, él mismo desperdició. Zaza tuvo un mano a mano con Perin a los pocos instantes de haber ingresado al terreno de juego pero mandó un disparo flojo que fue fácilmente controlado por el arquero visitante y, para colmo de males, fue expulsado cuando ya corrían los instantes finales del partido por una barrida por detrás y con fuerza excesiva en una jugada intrascendente en el medio campo.

Juventus supo mantener su marco en ceros y garantizó de esa forma su 13a victoria consecutiva, manteniéndose en la lucha por el liderato general de la Serie A italiana en una lucha en la que nadie quiere ceder terreno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario