jueves, 16 de marzo de 2017

Mónaco 3-1 Manchester City


El Mónaco conquistó la clasificación a cuartos de final de la UEFA Champions League al derrotar por 3 goles contra 1 al Manchester City. El marcador global terminó 6-6 pero los monegascos obtuvieron el pase gracias a su mayor cantidad de goles anotados como visitantes.

La derrota de los citizens constituye otro amargo fracaso para Josep Guardiola que sigue en busca de un triunfo en Europa luego de su brillante paso por el Barça con el que conquistó al mundo. El City cayó pese a una importante victoria en casa, la cual dejó escapar en los primeros minutos del partido.

Leonardo Jardim apostó por un bien conocido 4-4-2 y su equipo salió motivado al terreno de juego pese a no contar con su principal ariete, Falcao. En cuanto pisó el césped quedó claro que el Mónaco pondría toda la carne al asador y que los citizens tendrían una dura prueba en el campo del principado.

Guardiola utilizó un 4-1-4-1 con el Kun Agüero como eje del ataque pero no pudo evitar que su rival tomara el control del partido en el arranque. El Mónaco se hizo de la media cancha gracias a una encomiable labor de los medios de contención que lograron atraer para sí el esférico y supieron catapultar los avances de su equipo, abriendo el campo con la incorporación de Silva y Lemar como extremos.

Caballero, el arquero del conjunto visitante, tuvo que intervenir desde temprano ante el embate de Mbappe y compañía que amenazaban con horadar su portería pero no pasó mucho tiempo para que esto sucediera. Corría el 8' apenas cuando en un tiro de esquina por la banda izquierda surgió una jugada en la que obligaron a Caballero a rechazar el esférico y en un recentro de Benjamin Mendy, Mbappe logró desviar el balón para introducirlo en la meta visitante y poner el marcador 1-0.

Al 29' se presentó otro tiro de esquina por la banda izquierda y en una jugada algo similar Mendy volvió a mandar un fuerte disparo raso que en esta ocasión encontró a Fabinho en el corazón del área para rematar y anidar de nueva cuenta el esférico en las redes de la portería contraria para el 2-0.

La presión del Mónaco fue incesante durante el primer tiempo pero el City logró evitar una nueva caída de su marco y ambos equipos se fueron al descanso con el 2-0. El daño ya estaba hecho, la ventaja obtenida a sangre y fuego en Manchester se había esfumado y ahora los citizens tendrían que mejorar si deseaban salir vivos del principado.

Para la segunda parte, Guardiola reconfiguró a su equipo y los citizens adelantaron líneas en busca de acortar distancias y ante la permisividad del Mónaco que parecía conforme con el resultado obtenido hasta el momento y dejó de presionar como lo había hecho en la primera mitad del duelo.

Cuando corría el 71', Kevin De Bruyne tomó un balón en el círculo del medio campo y mandó un largo pase para Sterling que se encontraba en la banda derecha y cortó hacia el centro dejando rivales en gran forma para mandar un fuerte disparo raso y muy bien colocado que obligó a Subasic a estirarse para desviarlo hacia un costado pero Leroy Sane estuvo muy atento para rematar y acercar a su equipo 2-1.

El Mónaco se encontraba fuera por el marcador global en ese momento y de inmediato retomó la iniciativa. Al 77', surgió un tiro libre a tres cuartos de cancha y Thomas Lemar mandó un centro al corazón del área donde surgió Tiemoue Bakayoko para cabecear en medio de un mar de ofensores y defensores y convertir el 3-1 que devolvía al conjunto del principado a la ruta de los cuartos de final de la UEFA Champions League.

El City volvió a la carga y adelantó líneas de nuevo en busca de un tanto que le diera la vuelta a la eliminatoria pero el Mónaco estaba decidido a luchar con denuedo y el partido vivió 20 minutos excitantes con dos cuadros empeñados en marcar y envueltos en un ir y venir constante entre ambas áreas.

Jardim echó mano entonces de Moutinho, un experimentado centrocampista, que entró en sustitución de Mbappe, un delantero, para fortificar el medio campo y apoyar la labor de contención que llevaban a cabo Fabinho y Bakayoko y la estrategia le dio un gran resultado.

El City poco a poco se fue diluyendo y terminó quedándose sin un discurso ante un equipo bien plantado que supo capear a pie firme el temporal y terminó clasificando en gran forma y con un enorme merecimiento en un duelo trepidante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario