miércoles, 8 de marzo de 2017

Napoli 1-3 Real Madrid


El Real Madrid avanzó por séptima ocasión consecutiva a cuartos de final de la UEFA Champions League al derrotar por 3 tantos contra 1 al Nápoles en San Paolo para un contundente 6-2 global.

Tanto Maurizio Sarri como Zinedine Zidane optaron por el 4-3-3 y utilizaron sus cuadros de lujo para el compromiso y, tal y como se esperaba, fueron los napolitanos los que se lanzaron de inicio en busca de controlar el partido y arremetieron con fuerza sobre el equipo visitante al que presionaron desde la salida.

Los italianos se fueron con todo al frente y lograron que el Madrid se viera mal. Las líneas madridistas eran superadas con pases a la espalda y si bien los merengues plantaron un doble muro defensivo de 7 hombres, los movimientos entre líneas de los napolitanos les hicieron mucho daño.

Cuando corría el 24', en uno de esos movimientos a la espalda de la media cancha, Hamsik aprovechó que Casemiro le dio un espacio para maniobrar, recibió el esférico y habilitó con un pase filtrado a Mertens quien se adelantó, ingresó al área y fusiló a Keylor Navas para marcar el 1-0 que ponía la eliminatoria al rojo vivo.

El Nápoles se dio cuenta que podía inclinar la eliminatoria de su lado y arremetió con fuerza sobre el Real Madrid que se veía cada vez más presionado y era continuamente superado por la velocidad y el atrevimiento del conjunto local. Casemiro sufrió con los movimientos entre líeas de Diawara y Hamsik principalmente y Kroos y Modric fallaban al buscar a Cristiano, Benzema y Bale que parecían navegar a la deriva en la zona alta del terreno de juego.

El futbol rápido y, sobre todo, los movimientos entre líneas de los napolitanos se imponía y arrinconaba a un Real Madrid agazapado, en espera de alguna oportunidad para lanzar un zarpazo que les permitiera reposicionarse y bajarle el volumen y el ritmo al conjunto rival.

Cuando corría el 51', Toni Kroos sirvió un tiro de esquina desde la banda izquierda y apareció la figura de Sergio Ramos en medio de un mar de atacantes y defensores para cabecear dentro del área y empatar el partido sorpresivamente.

El recio zaguero madridista se volvía a calzar al hombro a su equipo y lo sacaba de una situación que se complicaba cada vez más. Al 57', en otro tiro de esquina, ahora por la banda derecha, Kroos volvió a buscar a Ramos en el área y esté volvió a buscar el balón en el aire pero ahora era marcado por Mertens quien, en su desesperación y queriendo impedir que el ariete madridista hiciera contacto con el esférico, lo introdujo en su propia meta para darle la vuelta al marcador 1-2.

Sarri no estaba dispuesto a entregar la plaza por más que el marcador dijera lo contrario y de inmediato echó mano de dos hombres de refresco con la intención de mantener el asedio sobre la portería madridista pero los merengues supieron plantarse bien y meterle hielo a la eliminatoria.

Cuando ya corría el 91', Marcelo se escapó por la izquierda en un contragolpe y mandó un excelente pase filtrado para Cristiano Ronaldo quien ingresó al área y envió un potente disparo que Pepe Reina rechazó justo para la entrada de Álvaro Morata quien no perdonó y anotó el 1-3 final que remachaba la gran noche merengue en San Paolo y sentenciaba la eliminatoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario