martes, 19 de enero de 2016

Callejón sin salida


Fue captada en la imagen de la televisión una escena en la que Fidel Kuri, dueño de los Tiburones Rojos de Veracruz y Diputado Federal por Veracruz, increpó a Edgardo Codesal por una decisión arbitral en el partido entre Veracruz y León disputado en el Estadio Luis Pirata Fuente.

La Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol ha informado que "se abrió un procedimiento disciplinario a solicitud de la Comisión de Árbitros y de la presidencia ejecutiva de la Liga MX / Ascenso MX respecto a los hechos sucedidos la noche del pasado viernes 15 de enero en los palcos del Estadio Luis Pirata Fuente".

La Federación y la propia Comisión Disciplinaria se encuentran en un callejón sin salida ya que se trata de un acto de violencia ocurrido en público y captado por las cámaras y dicho acto fue protagonizado por un Diputado Federal que es dueño de un equipo y que, por si fuera poco, el pasado 15 de diciembre presentó ante la Cámara de Diputados una iniciativa de ley con la finalidad de combatir la violencia en el deporte. Kuri no funge como presidente del Club Veracruz debido a que está impedido por el reglamento ya que es Diputado Federal y, por lo tanto, el que actúa como presidente de los escualos es su hijo. Sin embargo, en los libros y actas correspondientes al Club y que fueron entregados a la FMF, consta que Fidel Kuri es el dueño.

La Federación Mexicana de Futbol siempre se ha caracterizado por su secretismo a la hora de tomar decisiones importantes y sobre todo cuando estas afectan a alguno de los principales actores y/o benefactores del balompié en México. Si bien Kuri es nuevo en la Federación ya que hace relativamente poco tiempo se vinculó al Veracruz, su posición como Diputado Federal le brinda cierto colchón que usualmente se ha convertido en impunidad.

Enrique Bonilla, actual presidente ejecutivo de la Liga MX ha declarado que no le corresponde juzgar a Kuri sino a la Comisión Disciplinaria aunque Guillermo Cantú, Secretario General de la FMF, sí se atrevió a decir que "Los hechos sucedidos el viernes en Veracruz, y los que se dieron del domingo en Puebla, son actos que van en contra del espíritu de lo que pretendemos nosotros salvaguardar, que es el fútbol y todo lo que hay alrededor del mismo en los diferentes estadios y foros que este deporte tiene", lo cual hace pensar que en la propia federación hay voces que buscan sancionar este tipo de acciones aunque oficialmente, la Federación no se ha pronunciado y muchos prefieren discutir el caso fuera de los reflectores.

La Federación Mexicana de Futbol tiene 5 comisiones: Árbitros, Disciplinaria, Jugador, Conciliación y Resolución de Controversias y Apelaciones. La Comisión Disciplinaria abrió una investigación a solicitud de la Comisión de Arbitraje y de la Presidencia Ejecutiva de la Liga MX pero también anunció que el Veracruz presentó una solicitud de inconformidad por la expulsión de Daniel Villalba que fue lo que originó las airadas protestas de Kuri sobre Codesal en los palcos del Luis Pirata Fuente y en la que el dirigente arbitral fue sacado de los palcos.

Se filtró a la prensa que aparentemente Codesal perdió su teléfono celular (algunos periódicos señalan que fue un iPod) pero en entrevistas oficiales, el dirigente arbitral ha declarado que no quiere externar nada al respecto para no entorpecer la investigación pero que entregará en tiempo y forma un reporte a la Comisión para que sea analizado.

La prepotencia se desbordó una vez más en el futbol y se mostró de forma violenta, algo que, en el papel,  va en contra de los principios tanto de la Federación Mexicana de Futbol como de FIFA y es fuertemente penalizado en otros países. ¿Se atreverá la Federación a imponer una sanción ejemplar a un Diputado Federal del partido gobernante? ¿Estarán realmente investigando? ¿Aplicarán el reglamento? Lo cierto es que la actitud de Fidel Kuri ha puesto a la FMF en un callejón sin salida y en una posición muy incómoda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario