jueves, 28 de abril de 2016

Atlético 1-0 Bayern


El Atlético de Madrid conquistó una importante victoria ante el Bayern de Múnich por 1 tanto contra 0 en el partido de ida de la semifinal de la UEFA Champions League disputado en el Vicente Calderón ante el delirio de su fanaticada que festejó estruendosamente la victoria.

Tal y como se esperaba, el Atlético se plantó muy bien atrás y afrontó con bravura el compromiso. Si bien el Bayern controló mucho más tiempo el balón, con más del 70% de posesión, fue el Atlético el que generó las mejores aproximaciones de peligro.

Desde el inicio, el Bayern dejó en claro que su visita no sería turística y se lanzó con todo al frente pero fue muy bien recibido por un equipo colchonero que supo jugar muy compacto y mostró una enorme disciplina táctica junto a gran determinación. Los rojiblancos presionaban desde muy arriba y forzaban errores del equipo alemán y cuando corría apenas el 11', Saul, un canterano de apenas 21 años, se hizo de un balón a tres cuartos de cancha, se acomodó, deshaciéndose de dos contrarios que habían salido a la marca, se acercó al área conduciendo y gambeteando en una jugada bellísima y logró encontrar un resquicio ante la marca del central y otros dos defensas contrarios que se lanzaban sobre él, para mandar un disparo preciso que se incrustó en la portería visitante pegado al poste para el 1-0.

El Bayern se lanzó como una tromba sobre la portería colchonera en busca del empate y de inmediato generó peligro, obligando a la defensa del Atlético a emplearse a fondo para evitar que Oblak fuera superado. Entre el arquero, la defensa y los postes, lograron evitar el empate y contuvieron los embates furiosos que se generaron en los minutos siguientes al golazo de Saul para luego ajustar filas y volver a sellar la zona baja como los colchoneros saben hacer muy bien.

Conforme fue avanzando el partido, la defensiva local logró evitar que el Bayern desbordara por las bandas y forzó a que los visitantes se vieran obligados a mandar centros desde tres cuartos de cancha o bien disparos desde lejos aunque eso no evitó que Douglas Costa pusiera a temblar la portería colchonera con un soberbio disparo desde muy lejos que se estrelló en el larguero luego de haber superado a Oblak.

El partido nunca cambió de tónica, el Bayern atacaba con sus mejores armas pero carecía de profundidad mientras los colchoneros aguantaban a pie firme en busca de un contragolpe y para la segunda parte, Fernando Torres tuvo una impresionante descolgada que estuvo a punto de convertir en gol pero su disparo se estrelló en el poste derecho de la portería custodiada por Neuer y el marcador no se movió.

Guardiola fue fiel a su estilo y Simeone también. No hubieron sorpresas en cuanto a planteamiento o en la actitud de ambos equipos y el partido fue de ida y vuelta cada vez que el Atlético lograba salir del asedio con un rápido contragolpe pero nadie fue capaz de anotar de nuevo y el partido terminó 1-0 a favor de los colchoneros que ahora tendrán que devolver la visita a Múnich, donde ambos definirán quién tendrá el derecho de acudir a la gran final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario