jueves, 21 de abril de 2016

Tigres 0-2 América


Las Águilas del América obtuvieron un magnífico resultado al doblegar por 2 goles contra 0 a los Tigres de la UANL en el Estadio Universitario de San Nicolás de los Garza en Nuevo León en el partido de ida de la gran final de la CONCACHAMPIONS.

Ricardo Tuca Ferretti dispuso de una formación bien balanceada, pretendiendo ser ofensivo pero sin descuidar la retaguardia mientras que Ignacio Ambriz no se anduvo por las ramas y, fiel a su costumbre, ordenó a su equipo esperar atrás a Tigres para contragolpearlos en cada oportunidad, basándose principalmente en Rubens Sambueza, Andrés Andrade y Osvaldo Martínez quienes tuvieron que sudar la gota gorda para ir y venir una y otra vez de un área a la otra, defendiendo y surtiendo de balones a Oribe Peralta y Darío Benedetto quienes se encargaban de luchar en la zona alta.

Si bien al inicio del encuentro hubieron oportunidades bastante claras, la primera de Tigres que, por conducto de Javier Aquino, pudo abrir el marcador desde temprano, y la segunda de América que también la tuvo aunque no tan obvia como la que dejó ir el conjunto felino, las defensas poco a poco se fueron imponiendo. Tigres controló por más tiempo el balón pero la delantera local fue bien nulificada por la defensa americanista que en esta ocasión salió al terreno de juego con su uniforme azul.

Gignac estuvo muy activo arriba aunque le costó mucho hacerse de balones y cada vez que lo lograba era de forma por demás incómoda por lo que jamás pudo hacer un buen contacto para horadar la portería contraria. Jürgen Damm simplemente no pudo pasar por la banda derecha ya que fue sujeto a una excelente cobertura y sus intentos por desbordar fueron sofocados una y otra vez, por lo que Tigres tenía el balón pero carecía de la profundidad requerida para hacer daño y el América contragolpeaba peligrosamente cada vez que lograba robar un esférico.

El esfuerzo de Sambueza, Andrade y Martínez se vio recompensado hasta el 49' cuando en una descolgada, los de Coapa lograron ingresar al área habilitando a Oribe Peralta que, sin pensarlo y sorprendiendo a la defensiva universitaria, tocó para atrás con el talón para que Martínez sirviera un excelente pase desde dentro del área y hacia el segundo poste para la oportuna aparición de Darío Benedetto quien cabeceó el esférico y lo mandó al fondo de la portería local para el 0-1.

El gol en contra obligó a Tigres a lanzarse con más fuerza al frente y a sumar más unidades al ataque, lo que aprovechó Ambriz para replegar a su equipo en el último cuarto del terreno de juego y aprovechar la enorme capacidad de sus tres principales mediocampistas para generar rápidos y peligrosos contragolpes que ponían en jaque a los volcados felinos, tomándolos en muchas ocasiones mal parados.

El encuentro se tornó de ida y vuelta pero las ocasiones de peligro brillaban por su ausencia ya que las defensivas se imponían cortando los avances. Tigres mantuvo el control del esférico pero el América generaba más peligro e, incluso, pudo adelantarse pero el árbitro le marcó a Andrés Andrade un fuera de lugar erróneamente ya que había salido desde su propio campo e incluso fue amonestado por mandar su disparo, que terminó entrando a la portería local, cuando el árbitro ya había silbado.

Conforme fue avanzando el encuentro, Tuca Ferretti fue mandando más gente hacia el frente en busca del empate y Ambriz más defensas para proteger su portería. El América terminó jugando con 6 defensas, 3 mediocampistas y 1 delantero y, cuando ya todo parecía indicar que el partido terminaría 0-1, Rubens Sambueza logró hacerse de un balón rechazado por la defensa americanista, avanzó por el centro del campo a gran velocidad y con balón controlado, tomando a la defensiva felina mal parada, y sirvió un excelente pase a Osvaldo Martínez quien mandó un certero derechazo desde fuera del área y lo incrustó pegado a la base del poste derecho de la portería defendida por Nahuel Guzmán quien, pese a su gran estirada, no pudo impedir que el balón besara las redes para el 0-2 que ponía a Tigres contra la pared y en su propia casa.

Así las cosas, ahora ambos equipos tendrán que definir al representante de CONCACAF en el próximo Mundial de Clubes en el partido de vuelta que se jugará en el Estadio Azteca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario