miércoles, 20 de abril de 2016

Cierre de fotografía


Cuando ya todo parecía resuelto a favor del Barcelona e incluso Gerard Piqué hablaba de "sus 6 títulos", los blaugrana han caído en una racha negativa que les permitió al Atlético y al Real Madrid darle alcance y ahora, a falta de 5 jornadas, el Barcelona se mantiene en el liderato general de la competencia con 76 puntos y +59 de diferencia de goles, en el 2o puesto está el Atlético también con 76 puntos pero con +41 de diferencia de goles y en el 3er peldaño corre el Real Madrid con 75 unidades y +68 de diferencia de goles.

El Barcelona visitará hoy al Deportivo que se encuentra en el 14o puesto con 38 puntos, a 9 de distancia de la zona de descenso. El Atlético de Madrid tiene una difícil visita a Bilbao donde enfrentará al Athletic que, con sus 54 puntos se encuentra en el 5o lugar de la tabla y pelea por meterse a la zona de Champions. El Real Madrid, que es 3o en la tabla, recibirá al complicado Villarreal que corre en el 4o puesto y tiene 60 puntos.

El Barcelona sigue siendo favorito para ganar la Liga. No sólo porque si empata con Atlético y/o Real Madrid, sería proclamado campeón por el criterio que rige en España que es el de los enfrentamientos directos entre los equipos involucrados, sino también porque el cierre de calendario de los blaugrana se antoja por mucho como más cómodo.

Se podría decir que el cierre de campaña estará condicionado en gran forma por lo que pudiera suceder en esta jornada. El Barcelona tendrá una prueba de fuego porque tiene que vencerse a sí mismo, más que al Deportivo, para romper su mala racha mientras que el Atlético y el Real Madrid tendrán que enfrentar a rivales mucho más incómodos y que están luchando en la zona alta de la tabla, con miras a meterse a la zona de clasificación a la UEFA Champions League.

Diego Simeone no duda en sentenciar que el liderazgo no se siente, se ejecuta y afirma sin lugar a dudas que confía plenamente en su plantilla a sabiendas que el partido de hoy en Bilbao será clave en el devenir de los colchoneros que seguramente pelearán a muerte hasta el final.

Luis Enrique sigue de mal talante. Sus desplantes ante los reporteros, su trato prepotente y grosero, denotan que la situación es complicada y pudiera rebasarle si no es que ya lo hizo. Sin embargo, es obvio que el Barcelona cuenta con un gran plantel y que muchos de sus jugadores suelen crecerse en las situaciones de mayor peligro, por lo que este sería un buen momento para sacar la casta y romper el maleficio para agenciarse una Liga que hace menos de un mes parecía imposible que se les pudiera complicar tanto como ha sucedido.

Zinedine Zidane parecía sentenciado hasta hace muy poco. La prensa ya hablaba de posibles sustitutos y gente muy allegada a Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, comentaba en corto sobre el estado de ánimo del directivo y de su poca fe hacia ZiZou. Sin embargo, el triunfo en el Camp Nou sobre el Barcelona pareció revivirlo y le ha dado nuevos ánimos al conjunto merengue que ya clasificó a semifinales de la UEFA Champions League y gracias a la victoria sobre el todavía líder Barcelona, ha revivido las esperanzas de los merengues en una Liga que parecía irremediablemente perdida.

Si bien el Atlético y el Real Madrid tendrán, aparte de todo, la complejidad de afrontar dos competiciones de alto nivel al mismo tiempo, no hay duda de que ambos equipos fueron diseñados precisamente para este fin y que este es el mejor momento para demostrar su valía aunque de cualquier forma, el Barcelona sigue dependiendo únicamente de sí mismo para proclamarse campeón en la Liga. Sin duda, la batalla será a muerte y los tres grandes contendientes lucharán por alcanzar la gloria en un cierre que, como pocas veces, promete ser de fotografía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario