martes, 6 de octubre de 2015

Estados Unidos vs México


El próximo sábado 10 de octubre se llevará a cabo un importante partido entre Estados Unidos y México por la clasificación a la Copa Confederaciones que se llevará a cabo en el Rose Bowl de Pasadena, California que reporta la venta de la totalidad de los boletos y se espera la presencia de más de 90 mil aficionados.

Si bien Michael Bradley y Landon Donovan comenzaron a calentar el duelo por Twitter desde hace ya algunos días con mensajes provocadores, Ricardo Tuca Ferretti, el técnico mexicano, muy a su estilo ha respondido que no se enganchará y que prefiere concentrarse en el trabajo diario que entrar en una guerra de declaraciones, algo que marca una enorme diferencia con su predecesor, Miguel Herrera que no dudaba en responder de forma picante y retadora a cualquier provocación y eso terminó por cavar su tumba.

Ferretti ha manifestado que respeta al rival, pero que se debe de valorar sin miedos y trabajar muy fuerte para afinar detalles con el grupo de jugadores con el que contará. Las buenas noticias para el Tri son que Andrés Guardado y Rafael Márquez se han rehabilitado y han sido incluidos en la lista final presentada por México para afrontar el partido. La mal noticia es que los delanteros convocados no andan en su mejor momento y, entre Oribe Peralta (Club América/México); Raúl Jiménez (Benfica/Portugal); Carlos Vela (Real Sociedad/España); Jesús Corona (Porto/Portugal) y Javier Hernández (Bayer Leverkusen/Alemania) han marcado muy pocos goles en sus últimos partidos, algo que debería preocupar mucho al Tuca.

Ricardo Ferretti es un técnico con una larga trayectoria que suele llamarle a las cosas por su nombre y no duda en afirmar que la etiqueta de "gigante" simplemente es producto de ideas preconcebidas que se dieron "hace 20 años" y que no tienen cabida actualmente. De hecho, del 2000 a la fecha, se han llevado a cabo 17 partidos, de los cuales México ha salido victorioso en 5 ocasiones, ha empatado en otras 5 y ha perdido en 13. Para colmo de males, en 8 de las 13 derrotas de México ante Estados Unidos en este milenio han sido por 2 goles contra 0, entre las cuales se encuentra la dolorosa eliminación del Mundial Corea - Japón de 2002.

La última victoria de México sobre Estados Unidos fue precisamente en el Rose Bowl ante un lleno impresionante en la que fue la final de la Copa Oro 2011. Después de aquel partido, la federación norteamericana de futbol prefirió llevarse los encuentros oficiales entre ambos conjuntos a otras ciudades como Filadelfia, Columbus, Phoenix y San Antonio.

Jürguen Klinsmann entró a dirigir a los Estados Unidos en 2011 y jamás ha perdido ante México. Ni como jugador, ni como entrenador. Está consciente de la rivalidad entre ambos países y la valora detalladamente. Sabe la importancia que representa este partido y si bien su equipo no se encuentra en su mejor momento, se ha tomado mucho tiempo para estudiar al rival y para preparar el encuentro.

Dos entrenadores cautos en sus declaraciones. Que no dudan en mostrarse respetuosos y que no caen en las provocaciones. Dos conocedores con estilos muy distintos que saben y valoran la importancia de este partido. El Tuca es un hombre que se caracteriza por la dedicación al trabajo diario pero al que se le dificultan las grandes citas mientras que Klinsmann parece haber nacido para los grandes acontecimientos. Dos estilos muy propios y distintos encabezando a dos países con una historia común que también es radicalmente distinta y que viven una rivalidad sui géneris que levanta gran expectativa a ambos lados de la frontera. Sin duda, una fórmula perfecta para un gran encuentro de futbol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario