sábado, 17 de octubre de 2015

Tijuana 0-2 América


Las Águilas del América conquistaron su 8o triunfo al derrotar por 2 tantos contra 0 a Xolos de Tijuana en el Estadio Caliente ante una gran entrada.

Ambos equipos salieron al terreno de juego en busca del triunfo y esto derivó en un arranque muy disputado, de ida y vuelta y con buenas emociones. Xolos fue el primero en mandar un aviso pero la defensiva americanista logró sortear el problema de buena forma, dejando en claro que los azulcremas saben pelear por el balón y atacan pero sin descuidar la zona baja.

Cuando corría el 15', Michael Arroyo tomó un balón por la banda derecha a tres cuartos de cancha y, con la complacencia de la defensa, se acomodó, avanzó unos metros y lanzó un poderoso disparo que tomó mal parado y desprevenido a Federico Vilar para incrustarse en la portería local, marcando el 0-1.

Cuando corría el 19' y el juego vivía minutos intensos, Darío Benedetto tuvo que abandonar el campo debido a una lesión muscular y su lugar fue ocupado por Darwin Quintero, lo que obligó a Ignacio Ambriz a modificar el parado del equipo, enviando a Oribe Peralta a la punta y haciendo que Quintero se ubique un poco más atrás, flotando entre la media cancha y el centro delantero.

Darwin entró con muchas ganas y en todo momento trató de conectarse con Oribe, peleando balones y tocando rápidamente al espacio, lo cual aprovechó Peralta para marcar el 0-2 al 35' ante la mirada atónica de defensores y portero que jamás se imaginaron que le pudiera llegar al balón.

Xolos buscó entonces con denuedo un gol que les acercara en el marcador y los metiera en el partido pero se topó una y otra vez con la bien plantada defensiva azulcrema que rebotaba los intentos y cuando lograban superar el muro, Moisés Muñoz mostró muy buenos reflejos y rechazó un par de balones que llevaban etiqueta de gol.

Tijuana no bajó los brazos y el América cedió el control del esférico y se plantó para recibir al equipo local más atrás, buscando contragolpearlos pero ni uno ni otro tuvo éxito y el marcador ya no se movió más en el parte complementaria pese a la insistencia de ambos equipos aunque hay que reconocer que el buen oficio de Moisés Muñoz tuvo mucho que ver para mantener su portería en ceros, resguardando de esa forma el triunfo americanista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario