sábado, 12 de diciembre de 2015

Cuesta arriba


Los Tigres de la UANL lograron una importante victoria de 3 goles contra 0 sobre Pumas de la UNAM en el partido de ida de la gran final del futbol mexicano celebrado en el Estadio Universitario de Nuevo León. Si bien la victoria los ha colocado en la antesala del título, sería un error pensar que ya lo han amarrado y Ricardo Tuca Ferretti sabe que debe de trabajar muy fuerte para evitar que sus pupilos se confíen y le abran las puertas a los Pumas que seguramente saldrán con todo en Ciudad Universitaria.

Las estadísticas nos indican que el Tuca siempre ha armado sus equipos de atrás para adelante. Históricamente, un equipo dirigido por Ricardo Ferretti tiene muy buena defensa y se encuentra entre las mejores de cada torneo salvo contadas excepciones. En este Apertura 2015, Tigres terminó en el 5o lugar con 28 puntos y con 26 goles a favor y 16 en contra para un +10 de diferencia de goles. El orden táctico impuesto por el Tuca es tal que desde el Apertura 2010, cuando Ferretti llegó al timón de los felinos del norte, Tigres no ha recibido 4 goles en un mismo partido jamás. En los 216 encuentros disputados bajo el mando del Tuca, Tigres únicamente ha recibido 3 goles en 9 ocasiones.

Los Pumas fueron sin duda el mejor equipo en el Apertura 2015 en el que conquistaron 35 puntos producto de 11 triunfos, 2 empates y 4 derrotas, de las cuales, tres fueron como visitante y únicamente 1 fue en el Estadio Olímpico Universitario pero en la Liguilla ya perdieron en una ocasión más, ante América. Pumas fue el equipo que más goles anotó, 37, y uno de los que menos recibió, 20. Su diferencia de goles, 17, fue la mejor del torneo. Sin embargo, en el actual torneo, únicamente han logrado anotar 4 o más goles en un partido en dos ocasiones: en la jornada 4 golearon 5-0 al Atlas en CU y en la jornada 7 derrotaron 3-4 a Santos Laguna en el Estadio TSM Corona.

Sin duda, Pumas tendrá que recorrer un camino cuesta arriba porque si bien necesita anotar al menos 3 tantos para llevar el partido a tiempos extra, no puede darse el lujo de recibir alguno porque podría ser catastrófico y pensar en abrirle espacios a una delantera tan peligrosa como la que forman Gignac, Damm, Aquino y Sobis es casi como fumar sobre un barril lleno de pólvora, por lo que el planteamiento de Memo Vázquez deberá de ser ejecutado a la perfección y sin cometer errores que pudieran permitir alguna libertad para explotar los siempre peligrosos contragolpes de Tigres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario