lunes, 21 de diciembre de 2015

Ocho años


La Comisión de Ética Independiente, un órgano de decisión que forma parte del Comité de Ética de la FIFA, "suspendió a Joseph S. Blatter y a Michel Platini durante ocho años, en los que no podrán ejercer actividad alguna relacionada con el futbol (sea administrativa, deportiva o de cualquier naturaleza) tanto en el ámbito nacional como en el internacional", según se informó en el Portal de la FIFA. Así mismo, se indicó que dichas suspensiones entraron en vigor inmediatamente.

En dicho portal se informa que el procedimiento contra Blatter y Platini está relacionado principalmente con el pago de 2.000.000 CHF que la FIFA transfirió el expresidente de la FIFA, Blatter al Sr. Platini, ex vicepresidente del organismo y ahora ex presidente de la UEFA, en febrero de 2011. El Sr. Blatter, como presidente de la institución, autorizó el pago al Sr. Platini, cuya base jurídica no se encuentra en el contrato firmado por ambos funcionarios del fútbol el 25 de agosto de 1999 y no fue capaz de probar la existencia de alguna otra base jurídica para justificar dicho pago.

Según trascendió, el Comité de Ética no aceptó la afirmación de Blatter sobre la supuesta existencia de un contrato oral entre ambos y, por lo tanto, consideró que la ausencia de una base jurídica para dicho pago constituía una violación al Código de Ética de la FIFA y, por lo tanto, acordó sancionar a ambos. Platini tendrá que pagar, adicionalmente, una multa de 80,000 CHF.

Sin embargo, el presidente del Comité de Ética, el alemán Hans Joachim Eckert, consideró que ninguna de las pruebas presentadas fue suficiente para establecer que la transferencia del dinero mencionado fuera el fruto de un soborno, chantaje o cohecho entre ambos, Blatter y Platini. Ambos adujeron haber establecido un contrato oral pero el Comité de Ética consideró que esta defensa no era convincente y no fue tomada en consideración.

Joseph Blatter convocó a una rueda de prensa en el Hotel Sonnenberg, antigua sede de la FIFA en la que declaró tajantemente y en actitud combativa que luchará hasta el final y volverá, por lo que se entiende que seguramente apelará ante el TAS y probablemente incluso ante la justicia civil de Suiza. Haciendo gala de su versatilidad, el ex presidente del máximo organismo rector del balompié mundial habló en varios idiomas, se dio el tiempo para citar frases célebres y dijo sentirse traicionado ante un proceso en el que no entiende el motivo por el que no se tomó en cuenta su declaración ya que, cuando mucho, "debió de tratarse de un error administrativo" ya que "el pago no estaba en los libros pero eso no es cuestión de ética sino administrativa" e indicó que "Soy un hombre de principios, y mis principios son dos: no aceptar dinero que no es mío y pagar siempre mis deudas. Soy el presidente de la FIFA y la comisión ética no tenía potestad para juzgarme. Solo el Congreso de la FIFA puede juzgarme”.

Michel Platini, por su parte, declaró que "la decisión no me sorprende" y que "esto ha sido una verdadera mascarada dirigida con el fin de ensuciarme por instancias sin legitimidad". Así mismo, el ex astro del futbol francés indicó que "paralelamente a un recurso ante el Tribunal Arbitral del deporte, estoy decidido a recurrir, si es necesario, a la justicia civil para obtener una reparación del perjuicio que he sufrido durante demasiadas largas semanas en este proceso. Iré hasta el final". En el comunicado enviado a la prensa mundial, Platini dijo que "Estoy convencido de que mi suerte ya estaba echada antes de la convocatoria y de que este veredicto sancionador no es más que la vestimenta patética de una voluntad de eliminarme del mundo del fútbol. Tanto en los campos de fútbol como en mis mandatos en la UEFA mi comportamiento ha sido irreprochable y me siento, a parte, en paz con mi conciencia".

Blatter y Platini coinciden tanto en que "había un contrato oral", como en que el Comité de Ética actuó parcialmente y su suerte ya había sido echada de antemano, por lo que se espera que ambos busquen ampararse en el TAS y en la justicia civil para combatir el caso presentado por el Comité de Ética.

Sobre Blatter todavía pesa una investigación en cuanto a las designaciones de los mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2022 en la que todavía no se ha mencionado a Platini pero ya han comenzado a aparecer otras figuras como Franz Beckenbauer y el escándalo podría crecer aún más en los próximos meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario