jueves, 21 de julio de 2016

Duro golpe


En una acción sin precedentes, el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS por sus siglas en inglés) ha rechazado la petición del Comité Olímpico Ruso para evitar el veto para competir en Río 2016, por lo que dicha federación ha quedado excluida de los Juegos Olímpicos.

La decisión que por el momento afecta únicamente al atletismo ruso, bien puede desencadenar una de las más graves y hondas crisis en el olimpismo a nivel internacional ya que por un lado Rusia es una de las grandes potencias olímpicas, por otro albergará la Copa del Mundo en 2018 y, por si fuera poco, los jueces del TAS han tomado dicha decisión rompiendo dos conceptos universales de justicia: la presunción de inocencia y la no retroactividad de las leyes y reglamentos.

En el ojo del huracán se encuentra un controvertido Artículo 22.1A del Reglamento Mundial de Atletismo, que es una norma por la que se rigen todas las competiciones, incluida la Olimpíada. En esta norma se dicta, entre otras cosas, que los atletas que integren a una Federación que haya sido suspendida tendrán que demostrar su inocencia para poder obtener permiso de competir en los Juegos Olímpicos y de cualquier forma, lo harían como neutrales o representándose a sí mismo y sin derecho a que se toque el himno de su país en su honor.

El TAS ha decidido avalar el reglamento publicado el pasado 17 de junio y darle carácter de retroactivo, por lo que ha asestado un duro golpe para las aspiraciones de la Federación y el Comité de Rusia para evitar la suspensión total en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Esta decisión del TAS da sustento legal al controvertido Artículo 22.1A y podría sentar precedente para la decisión que se espera tome el Comité Olímpico Internacional (COI por sus siglas en inglés) el próximo domingo 24 de julio sobre el posible veto a Rusia para los Juegos Olímpicos de Río 2016, algo por lo que la Asociación Mundial Antidopaje (AMA) y los Estados Unidos, han pugnado desde hace días.

¿Hasta dónde llegarán? ¿Qué más repercusiones tendrán estas duras decisiones? Queda claro en el Informe McLaren que autoridades de Rusia apoyaron para ocultar más de 300 casos de doping positivos y convertirlos en negativos pero en dicho informe también se establece que el Comité Olímpico de Rusia no participó ni hay indicios de que haya estado enterado de los presuntos fraudes, por lo que una sanción tan dura ha tomado por sorpresa a mucha gente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario