lunes, 11 de julio de 2016

Portugal 1-0 Francia


Portugal se coronó campeón de Europa al derrotar por 1 gol contra 0 a Francia en París en un partido dominado por los franceses durante los 90 minutos reglamentarios pero que cambió en el tiempo extra donde los lusitanos cobraron mayor protagonismo y se fueron al frente con un gol de Eder en el 109'.

Portugal hizo añicos los pronósticos y logró el ansiado título que dejó ir en 2004 cuando, como anfitriones, enfrentaron y cayeron ante Grecia en Lisboa. En esta ocasión, los lusitanos, que clasificaron como tercer lugar de su grupo, lograron coronarse a pesar de que nadie de los más de 100 equipos que en toda la historia de torneos FIFA y UEFA habían pasado a la segunda ronda siendo terceros en su grupo, lo había logrado. Sin duda, ha sido un triunfo contra viento y marea y todo Portugal lo está festejando en estos momentos. En 2004 nadie daba nada por Grecia y los griegos le arruinaron la fiesta a Portugal. Ahora han sido los portugueses los que demolieron los pronósticos y le arruinaron la fiesta a toda Francia.

Fernando Santos, entrenador de Portugal, diseñó una estrategia alrededor de Cristiano Ronaldo quien salió en punta junto a Nani. La portería, como siempre, estuvo custodiada por Rui Patricio quien tuvo una excelente actuación en la EURO y sin duda alguna en este partido también. Pepe y Fonte estuvieron en la defensa central con Soares y Guerreiro en las laterales. William Carvalho jugó en la media de contención, justo arriba de los dos centrales y ejerció una función vital para el conjunto lusitano ya que fue clave para frenar los avances galos. Renato Sanches, Silva y Mario estuvieron en la media cancha, ejerciendo funciones tanto defensivas como ofensivas en cada oportunidad.

Didier Deschamps también hizo modificaciones con respecto a la semifinal. Lloris estuvo en la portería, Evra, Umtiti, Koscielny y Sagna en la defensa, Matuidi y Pogba en la contención, Payet, Griezmann y Sissoko en la media cancha y Giroud en el eje del ataque.

Portugal salió con todo y muy pronto mandó el primer aviso sobre la portería de Lloris pero Francia respondió de inmediato con una aproximación sobre el marco defendido por Rui Patricio y conforme fueron pasando los minutos, los galos se asentaron mejor en el terreno de juego y comenzaron a forzar errores de los portugueses que tuvieron que irse replegando en su propio campo.

Al 8', en una jugada intrascendente en el medio campo, Cristiano Ronaldo recibió un fuerte golpe en la rodilla por parte de Payet y tuvo un esguince de ligamento que le impidió continuar en el partido y terminó por abandonar el encuentro al 25' luego de varios intentos por mantenerse en el partido. El mejor jugador lusitano quedaba fuera de la gran final y, por si fuera poco, toda la estrategia ofensiva de Portugal giraba a su derredor, lo que obligaba a Fernando Santos a cambiar sobre la marcha. Al 25', entró Quaresma por el lesionado Cristiano que abandonó el campo llorando y en camilla. Portugal cambió a un 4-3-3 pero conservó a Carvalho en la contención, muy pegado a los centrales.

Francia intentó aprovechar el momento anímico pero Rui Patricio logró sacar con una mano un excelente remate de cabeza de Griezmann que amenazaba con colarse al fondo de la portería portuguesa. Giroud también mandó un aviso pero el arquero del conjunto lusitano rechazó su disparo. Francia dominaba ampliamente con un 54% de posesión y Portugal reculaba hacia atrás, esperándolos y buscando su oportunidad para contragolpear. Payet, Griezmann y Sissoko tomaron la batuta y empujaron a Francia hacia el frente, pero el dominio en el medio campo jamás se tradujo en goles y las jugadas de peligro escaseaban ya que Portugal se encontraba muy bien plantado atrás, esperando.

Deschamps sacó sorpresivamente a Payet del terreno de juego al 58' para darle lugar a Coman buscando tener más fuerza en el medio campo. Sissoko, Griezmann y ahora Coman mantenían al equipo galo empujando y copando a los portugueses por lo que Santos respondió haciendo ingresar a Moutinho por Silva al 66' para volver a equilibrar el juego. Francia mantenía el dominio pero era estéril. Portugal se había atrincherado bien y secaba los avances franceses con una heroica defensa y cuando era superada aparecía Rui Patricio con buenas intervenciones que impedían el tanto francés y mantenían el equilibrio en el partido.

Al 78', Deschamps echó mano de Gignac en sustitución de Giroud y en la recta final del partido, cuando ya corría el 92', Andre Pierre estrelló un balón en la base del poste derecho de la portería portuguesa luego de quebrar la cintura de un defensor. El esférico se estrelló en la parte interna del poste pero se negó a entrar y el empate se mantuvo, obligando a ambos equipos a definir al campeón en tiempos extra.

Portugal cambió para los tiempos extra. Los lusitanos saltaron al terreno de juego con otra mentalidad, respondiendo y mordiendo ya no solo en su propio campo sino un poco más adelante y muy pronto comenzaron a generar peligro en la portería rival, obligando a Lloris a emplearse a fondo en más de una ocasión. Guerreiro estuvo a punto de romper el empate con un gran cobro de un tiro libre que se estrelló en el larguero pero el empate persistía.

Tuvo que llegar Eder, que había ingresado al 79' por Renato en un cambio por demás sorpresivo ya que el joven Sanches había sido uno de los pilares ofensivos de Portugal en el presente torneo, que tomó el balón a tres cuartos de cancha cuando ya corría el 109', forcejeó con un defensa, se corrió hacia el centro y mandó un disparo raso que no parecía llevar demasiada fuerza pero tuvo la suficiente para vencer a Lloris e incrustarse en el fondo de la portería francesa con el que, a la postre, fue el único gol del partido.

Francia se lanzó con todo de nueva cuenta, ahora en busca del empate, pero de nuevo no tuvo fortuna y si bien obligaron a emplearse a fondo a Rui Patricio, el arquero lusitano estuvo intratable e impidió que el balón entrara, preservando así el cero en su portería y manteniendo el triunfo de su equipo hasta el final.

Portugal puso a llorar a Francia al coronarse por primera vez campeón de Europa. Los lusos ganan la copa con apenas un triunfo en tiempo regular y haciendo gala de una excelente defensa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario