jueves, 7 de julio de 2016

Portugal 2-0 Gales


Portugal obtuvo su primera victoria en la EURO 2016 al derrotar por 2 goles contra 0 a Gales que había logrado anotar en todos sus compromisos previos.

Los lusitanos se habían colado a las semifinales sin poder ganar en el tiempo regular en todo el torneo en base a mucho orden, entrega y determinación pero notoriamente carentes de futbol y con apenas pocos minutos de destellos que les habían servido para seguir avanzando en el torneo y se enfrentaban a Gales que había mostrado mucho mejores cosas desde la fase de grupos y pese a todo, los lusos salían como favoritos.

Gales salió muy bien conectado y controló mejor el balón, forzando a los portugueses a echarse para atrás para defender su meta y cerrar el paso a un equipo decidido a mostrar su poderío aunque eran los portugueses los que tenían más tiempo en sus pies el esférico, los galeses creaban mayor sensación de peligro.

Bale comenzó a hacer estragos por la banda derecha, conectándose cada vez más con Hal Robson-Kanu, por lo que Rui Patricio tuvo mucha mayor actividad que Wayne Hennessey y la balanza parecía inclinarse a favor de Gales pero estos no lograron plasmar en el marcador su superioridad en el campo y ambos equipos terminaron yéndose al descanso con el marcador igualado a ceros.

La bien ordenada defensa lusitana logró mantener a su equipo en la pelea copando los espacios y haciendo muy complicado el tránsito en su propia área, obligando a Gales a improvisar y sacar de la chistera jugadas prefabricadas para sorprender a los lusitanos que jamás perdieron la concentración y se mantuvieron en su papel hasta que, cuando ya corría el 50', Cristiano Ronaldo saltó a la espalda de un defensor y en medio de una maraña de ofensores y defensores en el corazón del área de Gales para cabecear y anotar un gran gol a pase de Raphael Guerreiro en un tiro de esquina que se había cobrado en corto.

El tanto desquició a Gales y le dio ánimos a Portugal, que se lanzó nuevamente al frente aprovechando la confusión de sus rivales y cuando corría el 53', Nani desvió un disparo de Cristiano Ronaldo para vencer de nueva cuenta a Wayne Hennessey y poner el marcador 2-0.

En un santiamén había cambiado todo. Gales logró recuperarse del par de duros golpes y poco a poco volvió a apretar a los lusitanos que volvieron a refugiarse en su propio campo aguantando los embates y buscando responder a contragolpes con la velocidad de Cristiano Ronaldo, Nani y Renato que tuvieron que correr cualquier cantidad de kilómetros para ir de arriba abajo una y otra vez.

Chris Coleman, director técnico de Gales, no tenía otra opción más que arriesgar y cuando corría el 58', hizo ingresar a Sam Vokes en sustitución de Joe Ledley, al 63' entró Simon Church y al 66' Jonathan Williams. Gales había quemado las naves y pelearía a muerte hasta el final. Arriesgando en defensa y lanzándose con lo mejor de su arsenal disponible para atacar.

Al 74', Fernando Santos, director técnico de Portugal, le dio descanso a Renato que ya había recibido un par de buenos golpes e hizo ingresar a Andre Gomes. Al 79', entró también Moutinho y Quaresma ingresó hasta el 87' en un cambio que más bien fue para hacer más tiempo.

La suerte estaba echada y si bien Gales lo intentó y luchó con todas sus fuerzas, fueron los portugueses los que más cerca estuvieron de anotar pero el marcador ya no se movió más y Portugal ha clasificado de nueva cuenta a una gran final. Los lusos llegan ahora mucho más maduros pero tendrán que enfrentarse a un equipo, cualquiera que sea, Francia o Alemania, que es considerado muy superior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario