viernes, 23 de diciembre de 2016

América 1-1 Tigres


Las Águilas del América sufrieron para conquistar un empate en el partido de ida de la gran final de la Liguilla del Apertura 2016 de la Liga Bancomer MX celebrado en el Estadio Azteca ante una nutrida concurrencia que, sin embargo, no llegó al lleno.

Ricardo La Volpe privilegió la zona baja y optó por una formación con 5 defensores de facto para cerrarle los espacios a Tigres, con los centrales Pablo Aguilar y Paolo Goltz apoyados por José Daniel Guerrero que hacía labores de tercer central y medio de contención a la vez. Las sorpresas presentadas por el técnico argentino fueron Bruno Valdez en la lateral derecha y Michael Arroyo en la media izquierda, dejando en la banca a Darwin Quintero y en las gradas a Osvaldo Martínez.

Ricardo Ferretti no es un hombre que guste de cambios sorpresivos. Cuando realiza cambios, lo hace por fuerza mayor y siempre busca reemplazar hombre por hombre o si se ve forzado a modificar, busca hacer ajustes menores. El 4-4-2 puede transformarse en 4-4-1--1 pero la táctica será siempre la misma.

El primer aviso no tardó en llegar y Tigres se acercó a la portería americanista desde el primer minuto. Las Águilas respondieron al 24' con un largo pase filtrado para Oribe Peralta que taladró a la defensa norteña por la izquierda, entró al área, recortó a un defensa y mandó un fuerte fogonazo que fue rechazado por Nahuel Guzmán a una mano. El rechace volvió a caer a los dominios de Oribe quien dio un paso hacia atrás para reacomodarse y en cuanto sintió que un defensa hizo contacto, se dejó caer aparatosamente y el árbitro marcó la pena máxima que el propio Oribe intentó convertir en gol. Sin embargo, casi por justicia divina, el fuerte disparo del ariete azulcrema se estrelló en el travesaño.

El América tenía más tiempo el balón pero le hacía falta profundidad para hacer daño. Mientras tanto, Tigres parecía agazapado esperando su oportunidad y, cuando ya corría el 44', la encontró. Hugo Ayala mandó un largo pase buscando a Gignac pero el balón fue interceptado por Bruno Valdez quien, para su desgracia, resbaló y dejó el esférico a la deriva, permitiendo que el peligroso delantero francés lo tomara y escapara por velocidad hasta entrar al área para enfrentar a Moisés Muñoz y vencerlo con un disparo raso que se coló por debajo de las piernas del arquero americanista para el primer tanto del partido. América estaba abajo, 0-1. Fue apenas la segunda opción de gol de Tigres en el primer tiempo, la primera para Gignac, pero fue suficiente para mandarlos al frente en el marcador. Un error le bastó al astro francés para mandar arriba a su equipo y dejar en claro que él sí sabe hacer la diferencia.

La Volpe mandó a Edson Álvarez al terreno de juego en sustitución de José Guerrero al inicio del segundo tiempo pero el cambio no pareció funcionarle ya que Tigres seguía esperando a los americanistas y las jugadas de peligro brillaban por su ausencia hasta que, cuando ya corría el 67', se presentó una jugada a balón parado y el América pudo conseguir el ansiado empate. Un tiro de esquina desde la banda izquierda cobrado por Michael Arroyo fue cabeceado por Pablo Aguilar y luego desviado levemente por Bruno Valdez para el 1-1.

La Volpe mandó entonces a Darwin Quintero al terreno de juego y las Águilas parecieron querer aprovechar el momento pero no pasó de buenos deseos. Al 75' Gignac tuvo que abandonar el campo por una lesión y su lugar fue ocupado por Andy Delort. Si bien no se puede apreciar bien ni en la repetición la jugada, aparentemente Gignac se golpea la nuca con el hombro de Bruno Valdez y eso ocasiona la lesión que obligó al ariete a abandonar el campo de batalla en camilla y salir rumbo al hospital directamente.

El América quería pero no sabía cómo y Tigres prefirió no arriesgar, por lo que ambos equipos han dejado la moneda en el aire y postergaron la resolución para la vuelta en el Volcán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario