sábado, 17 de diciembre de 2016

Barcelona vs Espanyol


El derbi catalán sorprende al Barcelona en el segundo puesto de la tabla, en plena persecución del Real Madrid que seguirá líder pase lo que pase y pese a que jugará el partido correspondiente a la 16a jornada posteriormente, mientras que los periquitos se ubican en la novena posición, con 22 puntos y tratando de alcanzar al Atlético de Madrid que tiene 25 y se ubica en el 6o peldaño, el último que da opción de competir en Europa.

El Barcelona de Luis Enrique se ha caracterizado más por su capacidad de contragolpear y contundencia en el ataque que por aquel ya legendario Tiki Taka de las épocas de Guardiola, cuando no solían prestarle el balón al equipo contrario. Si bien, esta generación de blaugranas también ha demostrado tener empaque para los grandes compromisos, su estilo ha estado muy lejos de aquellas sinfonías que embriagaron a propios y extraños conquistando cuantos títulos estuvieron en disputa en un año.

Uno de los problemas para el esquema planteado por Luis Enrique es cuando el equipo contrario se le encierra y marca a presión en el último cuarto, algo por lo que, precisamente y para su mala fortuna, se caracteriza este Espanyol que, para colmo de males, también sabe responder muy bien al contragolpe.

Quique Sánchez Flores llegó al Espanyol en junio y tendrá todo un bautizo de fuego al enfrentar por primera vez a su eterno y odiado rival, Barcelona. Sánchez Flores es originario de Madrid y si bien hoy por hoy es nuevo en el banquillo blanquiazul, conoce a la perfección al Barça y no sólo no le teme sino que sabe muy bien que este derbi está lleno de emociones y buscará manejar lo mejor posible las de sus pupilos para guiarlos hacia la victoria.

El Espanyol llega al derbi en rachado con 9 partidos sin perder, incluyendo 4 importantes victorias que le han permitido escalar posiciones en la tabla de clasificación. El Barcelona llega prácticamente sin margen de error ya que no quiere verse más rezagado en la carrera por el título y no quiere dar más concesiones a un Real Madrid que ya lleva 36 partidos sin perder (contabilizando todas las competiciones).

La batalla entre Barcelona y Espanyol, como buen derbi, es de pronóstico reservado aunque indudablemente los momios del Barça son más altos y saltarán al terreno de juego como favoritos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario