miércoles, 14 de diciembre de 2016

Atlético Nacional 0-3 Kashima Antlers


Kashima Antlers dio la primera gran sorpresa del Mundial de Clubes Japón 2016 al derrotar por 3 tantos contra 0 al Atlético Nacional en el Estadio Ciudad de Suita de Osaka, Japón. Los japoneses, crecidos por jugar en casa, aprovecharon el mal momento anímico de los sudamericanos y un cambio de decisión histórico ya que es el primero que se da por medio de una repetición en video, para avanzar a la gran final del Mundial de Clubes.

El Kashima Antlers saltó al terreno de juego con una actitud ofensiva, presionando al representante de CONMEBOL desde la salida y aprovechando el desconcierto del Atlético Nacional para robar balones y poner a trabajar al arquero del conjunto sudamericano, Franco Armani, quien tuvo que sortear peligrosos embates.

Si embargo, y pese al dinamismo del Kashima, los colombianos lograron romper el cerco y comenzaron a embestir con rápidas jugadas en contragolpe que también daban la sensación de peligro y bien pudieron ser capitalizadas pero el gol se negaba a caer. La defensiva del conjunto japonés parecía rebasada por los acontecimientos y el balón estuvo a punto de ingresar pero un cabezazo salvador desde la misma raya de gol impidió que el esférico se introdujera en la portería del Kashima Antlers.

El Atlético Nacional parecía haber capeado el temporal y comenzaba a verse notablemente mejor sobre el terreno de juego. Los colombianos comenzaron a controlar el medio campo y a dictar el ritmo del partido pero una jugada por demás imprudente descarriló la máquina y cambió la historia del encuentro. Apenas pasaba la media hora del partido cuando una jugada que parecía bajo control derivó en una decisión histórica que cambió el rumbo de la contienda. Entrando al área en busca de un pase que terminó escurriéndose por la línea final, Berrío zancadilleó a un delantero nipón pero en primera instancia el árbitro no se dio cuenta. Sin embargo, los asistentes le avisaron y el silbante salió del campo para revisar la repetición por un monitor de TV y decretó que sí había habido un faul dentro del área y, por lo tanto, marcó la pena máxima que, al 33', Shoma Doi convirtió en gol para adelantar a Kashima Antlers con el 0-1.

Tras el gol, Kashima Antlers se lanzó con todo sobre el rival herido, buscando capitalizar el pésimo momento por el que atravesaba el conjunto colombiano y apunto estuvo de ampliar la ventaja pero una nueva estirada del arquero impidió que los nipones ampliaran el marcador. El Atlético Nacional poco a poco recuperó la calma y niveló el partido con rápidos y poderosos contragolpes cargados de una buena dosis de peligro y apunto estuvo de encontrar el empate pero los postes y las impresiciones en el último tramo impidieron que cayera el gol.

Para la segunda parte, el Atlético Nacional adelantó filas y presionó con todo al rival en busca del ansiado empate pero los minutos fueron transcurriendo y las fallas e imprecisiones en el último toque les negaban el tanto. Los colombianos fueron arriesgando cada vez más conforme avanzaban los minutos y esto fue magníficamente bien aprovechado por Kashima Antlers que, con un par de contragolpes, al 83' y al 85', sentenciaron el partido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario