sábado, 3 de diciembre de 2016

Barcelona vs Real Madrid


El Barcelona se encuentra en el segundo lugar de la tabla con 27 puntos, 6 del Real Madrid, y está urgido de una victoria que les permita mantenerse en la lucha por el liderato de la competencia ya que una nueva derrota ante los merengues los dejaría en una situación muy complicada y los podría tumbar anímicamente.

El Real Madrid actual no podría entenderse sin aquel 1-2  con el que derrotó precisamente al Barça en abril pasado, cuando les rompió una larguísima racha de partidos sin perder. Si bien los culés vieron mermada su ventaja en la Liga, lograron mantenerse y terminaron coronándose campeones de España en Copa y Liga aunque ya no les dio el empuje para avanzar a la final de la UEFA Champions League.

Para esta ocasión, las circunstancias son otras. Ahora es el Real Madrid el que lleva la delantera por 6 puntos y tiene 32 partidos sin perder. Hoy, el juego de conjunto, la solidez defensiva y los desdoblamientos del equipo merengue saltan a relucir y se hacen notar mientras que el Barcelona se siente mucho más dependiente de sus individualidades.

Zinedine Zidane ha logrado imponer un nuevo estilo. Tanto dentro como fuera del terreno de juego. Lejos han quedado los tiempos de berrinches, guerras con la prensa y artimañas de Mourinho, lo que ha sido sustituido por la calma y buenos modos del francés que, sin ocultar la sonrisa en el rostro, ha sabido revivir a un Madrid que ha vuelto a verse comprometido con la victoria.

Luis Enrique ha sabido sortear momentos difíciles y sabe que cuenta con un gran equipo, capaz de vencer a cualquiera y de imponer sus condiciones, por lo que tiene la oportunidad de darle un giro a la historia actual y meter a su equipo en la pelea. Si bien aún falta mucho camino para recorrer en la liga, el golpe anímico bien puede ser suficiente para dar un golpe de timón que los catapulte a lo más alto del firmamento y no sería la primera ocasión en la que un derbi signifique mucho más que los tres puntos en disputa y genere un hito.

Hoy el Real Madrid llega en mucho mejor situación, futbolística y anímicamente, pero el Barcelona sabe que si logra romper esa confianza, la historia podría ser muy distinta en esta temporada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario