domingo, 18 de diciembre de 2016

Real Madrid 4-2 Kashima Antlers


El Real Madrid, con una muy buena dosis de sufrimiento, hizo buenos los pronósticos y derrotó por 4 tantos contra 2 al Kashima Antlers para coronarse campeón de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2016. El Estadio Internacional de Yokohama vistió sus mejores galas para dar lugar a una contienda entre el Real Madrid, mejor equipo de Europa, y el local Kashima Antlers.

Corría apenas el 9' cuando Luka Modric mandó un fuerte disparo sobre la portería del conjunto local y obligó al arquero, Hitoshi Sogahata, a emplearse a fondo para impedir la anotación pero, para mala fortuna de los nipones, el balón cayó a los pies de Karim Benzema quien no perdonó y anotó el 1-0.

Kashima Antlers demostró que no había acudido a la final como un simple espectador y respondió rápidamente con un fuerte disparo que rozó el travesaño de la portería madridista pero los merengues volvieron a responder con una jugada que a punto estuvo Benzema de convertir en gol.

Real Madrid replegó filas buscando finiquitar las acciones con un contragolpe pero fue sorprendido con el 1-1 al 44' y con el 1-2 al 52'. Kashima Antlers contragolpeaba con fuerza y descaro y ponía en aprietos a los merengues que, sorprendidos, tuvieron que meterle más carne al asador para sortear el doble muro defensivo planteado por el conjunto japonés que simplemente no estaba dispuesto a ceder el empate pero que, en su afán de cerrar espacios y complicar las acciones en su propia área, cometió un grave y costoso penal que Cristiano Ronaldo convirtió al 60' en gol, empatando de nueva cuenta el partido.

Real Madrid se empleaba a fondo y generaba claras opciones de gol pero la figura de Sogahata se agigantó y con una demostración de grandes reflejos y una tremenda actitud, mantuvo a su equipo en la pelea pese a los intentos de Cristiano, Benzema, Vázquez y compañía que parecían querer apedrearle el rancho.

Kashima Antlers se replegó y defendió su portería con fiereza ante un Real Madrid desbordado hacia el frente que veía con frustración como sus intentos se iban perdiendo uno a uno mientras el reloj corría sin misericordia y el tiempo transcurría hasta el final sin poder romper el empate.

Por fin, cuando ya corría el tiempo extra y el reloj marcaba 98' de juego, Karim Benzema marcó el 3-2, pero al verse en desventaja, el conjunto japonés volvió a lanzar ataques y a punto estuvo de firmar el empate con un cabezazo de Yuma Suzuki en un tiro libre ejecutado por Shibasaki.

Cristiano Ronaldo firmó el 4-2 definitivo al 104', aunque Álvaro Morata estuvo a punto de aumentar la ventaja merengue unos instantes después pero el balón se negó a volver a entrar en la portería del conjunto nipón que terminó cayendo con la cara al sol ante el poderoso conjunto merengue que, de esta forma, alzó su tercer título del año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario