sábado, 24 de diciembre de 2016

Juventus (3) 1-1 (4) Milán


AC Milán conquistó la Supercopa de Italia al imponerse en la tanda de penales a la Juventus en un partido, el último del año para ambos equipos, celebrado en el Estadio Jassim Bim Hamad. El conjunto rossonero logró coronarse después de 5 años de ayuno y rompió la impresionante racha de la Juve que ha dominado el futbol italiano en los últimos tiempos.

La Vecchia Signora se fue al frente en el marcador al 17' gracias a un remate de Chiellini en un tiro de esquina cobrado desde la banda izquierda por Pjanic pero el Milán conquistó el empate al 37' con un cabezazo de Bonaventura que prendió de forma espectacular el balón en el corazón del área para mandarlo pegado al poste contrario, dejando sin oportunidad a Buffon que, como siempre, defendió la portería del equipo turinés atinadamente.

La Piamontesa Madama había comenzado mejor el encuentro y dominó al conjunto rossonero durante los primeros minutos en los que cerró espacios y copó al AC Milán que tardó mucho tiempo en descifrar la estrategia de Allegri que volvió a apostar por el 4-3-1-2 que tan buenos resultados le ha dado últimamente.

El Milán tardó mucho en reaccionar, pero poco a poco comenzó a encontrar caminos hacia la portería contraria y a transitar de buena forma por las bandas, con largos trazos de Suso hacia el centro buscando principalmente a Bonaventura y fue esa precisamente la llave que los llevó al gol en la recta final de la primera mitad.

Para la segunda parte, el AC Milán tomó mayor confianza y comenzó a dominar el encuentro, forzando a que las batallas se desarrollaran cada vez más en territorio enemigo y acercándose peligrosamente a la portería de Buffon. Romagnoli aporreó un balón en el travesaño y Bacca obligó a Buffon a emplearse a fondo para impedir que la de gajos se introdujera en su meta.

El conjunto bianconero buscaba contraatacar pero era claro que las mejores ocasiones de gol las gestaba el Milán que, sin embargo, no fue capaz de horadar de nueva cuenta el arco rival y el partido finalizó con el empate a 1 gol por bando.

Los rossonero mantuvieron su dominio en el inicio la prórroga en la que Bacca tuvo una nueva ocasión de gol pero, de nueva cuenta, fue infructuoso y la Juve reaccionó, adelantando filas y recuperando espacios para cerrar presionando con todo sobre la portería milanesa. Los piamonteses coparon de nueva cuenta los espacios y finalizaron el encuentro presionando de buena forma al Milán que entonces se veía forzado a defenderse como un gato boca arriba y no podía impedir que el peligro se presentara a su puerta pero logró mantenerse con vida y forzar a la definición en tanda de penales.

Marchisio anotó primero por la Juve. Un excelente disparo al ángulo superior izquierdo de la portería. Gianluigui Buffon le detuvo el tiro a Lapadula. Mandzukic falló el segundo intento de la Juve con un disparo que se estrelló en el travesaño. Bonaventura empató la serie de penales con un toque bien colocado a la izquierda de Buffon, 1-1. Higuaín adelantó de nueva cuenta a Juventus con un disparo al centro, 2-1. Kucka puso el 2-2 para el Milán con un disparo fuerte y pegado al poste que a punto estuvo de alcanzar Buffon. Khedira puso el 3-2 para la Juve engañando al arquero del conjunto milanés. Suso culminó su gran partido anotando el 3-3 con un disparo al centro de la portería. Dybala mandó un disparo hacia la izquierda y Donnarumma logró rechazarlo para mantener el empate y dejar la mesa puesta para que Pasalic anotara el 3-4 y le diera la Supercopa a Milán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario