martes, 16 de mayo de 2017

Chelsea 4-3 Watford


El Chelsea fue bienvenido en Watford con un pasillo pero en cuanto silbó el árbitro, tuvo que emplearse a fondo para obtener una victoria que le permite llegar a 90 puntos en 37 partidos. Sin duda un récord impresionante.

Antonio Conte plantó su 3-4-3 con  Begovic en la portería, Zouma, Terry y Ake en la defensa, Azpilicueta, Kante, Chalobah y Kenedy en la media cancha y Willian, Batshuayi y Hazard en la delantera. En la banca se quedaron Eduardo, Alonso, Fábregas, Pedro, Costa, Cahill y Aina.

Walter Mazzarri mandó una formación 5-4-1 con la intención de contener al rival y contragolpear con eficiencia. Gomes cubrió la portería, Amrabat, Mariappa, Prodl, Holebas y Janmaat la defensa, Doucoure, Behrami, Capoue y Cleverley la media y Niang en el eje del ataque.

Los blues se lanzaron al ataque desde el inicio y obligaron al Watford a replegarse atrás con toda su gente, generando una sobrepoblación de piernas en las inmediaciones del área local. Terry abrió el marcador al 21' al rematar en el área en un tiro de esquina servido por willian desde la banda derecha. El remate fue muy afortunado ya que Terry prendió el balón de volea adelantándose al portero y el esférico golpeó el poste antes de entrar a la portería resguardada por Gomes.

Watford empató muy pronto, al 23', por conducto de Capoue en una jugada que ya parecía controlada por la defensa blues pero en la que Terry se confió y quiso retrasar el balón con la cabeza al arquero y, sin quererlo, sirvió en realidad un pase para Capoue quien, de cabeza, anotó el 1-1 agradeciendo el regalito.

El gol le dio ánimos al Watford que se fue soltando y comenzó a atacar con más soltura pero en la búsqueda del gol, comenzó a dejar espacios abiertos que fueron bien aprovechados por el Chelsea para contragolpear y crear peligro. Hazard tuvo una importante oportunidad al escaparse gracias a un pase bien filtrado y quebrar hacia el centro pero su disparo salió ligeramente desviado de la portería contraria.

La banda izquierda del Chelsea se convirtió en una avenida por la que se gestionaban los ataques, con Hazard y Kenedy como principales protagonistas en las embestidas sobre la portería del Watford. Fue precisamente en un tiro de esquina servido por Hazard desde la banda izquierda y rechazado en primera instancia por la defensa, para que Azpilicueta aprovechara para anotar su primer gol de la campaña en la Premier League y pusiera el marcador 2-1.

El Chelsea salió dispuesto a liquidar el encuentro para la segunda parte y, muy pronto, tuvo su recompensa. Primero escapó Willian por la banda izquierda y obligó a Gomes a estirarse para arañar con los dedos un balón que llevaba etiqueta de gol y mandarlo a tiro de esquina por la derecha. Los blues cobraron rápidamente y Hazard sirvió para Kenedy que esperaba en las afueras del área y se enfiló para disparar pero, para su mala fortuna, resbaló y, sin quererlo, mandó un pase para Ake quien controló y sirvió para Batshuayi quien simplemente empujó al fondo de la portería para poner el marcador 3-1 al 48'.

La respuesta del Watford fue casi inmediata y, sin duda alguna, sorpresiva. Janmaat tomó el balón por la banda izquierda luego de una triangulación y penetró atravesando la muralla defensiva del Chelsea para llegar frente a Begovic y vencerlo con un disparo cruzado para poner el marcador 3-2 cuando corría el 50'.

El Chelsea no planeaba festejar ante su público con una derrota y se volvió a lanzar al frente en busca de finiquitar el encuentro. Los Pensioners adelantaron filas y comenzaron a tocar el balón justo en el último cuarto del campo, presionando al Watford y entrando al área para tejer jugadas de peligro pero Gomes se hizo presente y evitó mayores daños con buenas intervenciones.

Al 73', Chuka, que había entrado al partido apenas al 70' en sustitución de Niang, se hizo de un balón en el corazón del área y remató en medio de tres defensas para empatar el marcador 3-3 en Stamford Bridge.

 El Chelsea rescató la victoria al 87' por conducto de Cesc Fábregas quien golpeó el balón justo en los linderos del área y lo mandó pegado al poste derecho de la portería de Gomes quien, en esta ocasión, ya nada pudo hacer para evitar la anotación que significó la victoria de los blues que festejaron ruidosamente ante su gente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario