miércoles, 10 de mayo de 2017

Juventus 2-1 Mónaco


La Juventus derrotó por 2 tantos contra 1 al Mónaco en el partido de vuelta de semifinales de la UEFA Champions League celebrado en el Juventus Stadium para obtener su pase a la gran final a celebrarse en Cardiff.

La Vecchia Signora aplicó el sello de la casa de nueva cuenta y con un planteamiento ordenado, una defensa bien plantada y la puerta excelentemente bien defendida, aseguró el boleto con un marcador global de 4-1. La exhibición de orden táctico ofrecida por el conjunto de blanco y negro los ha puesto a las puertas del único título que le falta a esta plantilla que se ha adueñado del Calcio en Italia, dominando la Serie A.

El Mónaco se lanzó al abordaje desde el silbatazo inicial pero su embates fueron bien recibidos por una defensa seria, bien colocada y estratégicamente bien diseñada, sin fisuras ni resquebrajamientos, con Barzagli, Bonucci y Chiellini en línea de tres y con Buffon custodiando el marco. En los minutos iniciales pudimos ver la mejor versión de Mbappé, sin duda una estrella en pleno crecimiento que dará mucho de qué hablar en las próximas campañas. La habilidad y el descaro del astro del conjunto francés hizo ver mal a Barzagli y obligó a la defensa del conjunto turinés a escalonarse para frenar sus embestidas.

Leonardo Jardim, entrenador del Mónaco, se reservó a dos de sus estrellas para mantenerlos descansados para el importantísimo partido que tendrá su equipo el próximo fin de semana contra Lille en el que podrían definir la Ligue 1 francesa.

Pasados los primeros minutos, la Juventus se fue asentando mejor en el campo y poco a poco fue imponiendo su sistema de juego, reteniendo los embates del equipo visitante y orquestando sus peligrosos ataques con trazos largos y pases bien filtrados.

La Juventus demostró que sabe defender y fue capaz de mantener el orden táctico sin perder la calma ni un instante. El conjunto italiano fue capaz de sobrellevar el arranque del Mónaco y se supo dar tiempo para meterse al encuentro y poco a poco fue imponiendo sus condiciones.

Pese a todo, a la Juventus le bastó un contragolpe para dejar en claro que el dominio del Mónaco no era trascendente. Buffon cedió para Sandro quien habilitó a a Pjanić y este a Dani Alves que, de nueva cuenta, mandó un excelente pase flotado que cayó a los pies de Mandzukić quien mandó un fogonazo que fue rechazado en primera instancia por Subašić pero el balón de cayó de nuevo al ariete del conjunto italiano y ya no perdonó en la segunda instancia. Corría el 33' y la Juve parecía haber asegurado el boleto.

El golpe fue devastador para el Mónaco que, pese a todo, volvió a la carga pese a sentirse vulnerable y muy pronto, llegó una nueva, otra vez mortal, estocada cuando Dani Alves prendió un balón rechazado y mandó un soberbio disparo desde fuera del área para poner el marcador 2-0 al 44'.

Si bien Mbappé logró acercar al Mónaco al 69'al rematar a boca de jarro un balón servido por Moutinho quien taladró a la defensiva del conjunto turinés introduciéndose al área y llegando a línea de fondo.

Fue la única libertad que se pudo tomar el equipo del principado que ya no pudo vulnerar la portería de Buffon de nueva cuenta y se despidió de la Champions con su segunda derrota ante una Juventus que ahora peleará por el título ante el que resulte ganador entre Real Madrid y el Atlético.

No hay comentarios:

Publicar un comentario