martes, 23 de mayo de 2017

El Real Madrid de Zidane


El Real Madrid tuvo un período turbulento con José Mourinho al frente del equipo y optó por la experiencia de Carlo Ancelotti para apagar el fuego y redireccionar al equipo pero luego de conquistar la Champions y un comienzo esperanzador en la Liga, terminaron nuevamente una temporada sin títulos y Carletto tuvo que dejar su lugar a Rafa Benítez, artífice del "Milagro de Estambul" pero el equipo simplemente jamás carburó y, a toda prisa, la directiva llamó a Zinedine Zidane, quien apenas tenía un corto recorrido como director técnico del Castilla.

Zizou había sido una estrella en su momento como jugador pero no contaba con la experiencia y el cartel que se esperaría para un director técnico del Real Madrid, por lo que las críticas aparecieron de inmediato.

Zidane se plantó ante las cámaras y con tranquilidad y cierto desparpajo habló claro y sin titubeos, afirmando que llegaba ilusionado y deseoso de trabajar fuerte y a diario. Según la filosofía de Zidane, "si se trabaja, es imposible que las cosas salgan mal".

Poco a poco, Zizou ha ido imponiendo su estilo y su personalidad en el vestuario. Los jugadores lo respetan y se ha distinguido como un líder para la plantilla. Desde el día en el que le dio el sí a Florentino Pérez y asumió el reto de dirigir al Real Madrid, ha logrado que los jugadores actúen diferente y que el equipo se solidarice, mostrando un juego de conjunto sin precedentes en el pasado inmediato del conjunto merengue.

Hoy, el Real Madrid de Zinedine Zidane se encuentra ante un reto doble: Desde el cambio de formato de la UEFA Champions League, nadie ha podido repetir en años consecutivos en el trono de Europa y, por si fuera poco, los merengues no han podido conquistar el doblete Liga - Champions desde 1958.

El que consideraron al inicio como un compás de espera, una solución transitoria para minimizar el desastre post Benítez, se ha posicionado en el vestuario merengue y ahora todo parece indicar que Florentino Pérez buscará ampliar su contrato para garantizar una estancia más prolongada en el timón del equipo blanco.

Zidane supo transmitir su calma y serenidad a los jugadores y con simpleza, humildad y, sobre todo, unidad, se han puesto a trabajar a favor de un proyecto que los ha catapultado de nueva cuenta a lo más alto de Europa. El Real Madrid de Zidane es, hoy por hoy, un equipo solidario que practica un futbol peligrosamente atractivo y dañino para sus adversarios y buscará conquistar la UEFA Champions League en Cardiff frente a la Juventus para cerrar un año de ensueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario