viernes, 17 de febrero de 2017

Athletic 3-2 APOEL


El Athletic de Bilbao saltó al terreno de juego en San Mamés decidido a sacar una importante ventaja que le permitiera manejar con más calma el partido de vuelta en Chipre ante el APOEL pero tuvo que remar contra la corriente luego de verse abajo en el marcador al 36' y cuando ya tenía dos goles de ventaja y el tiempo menguaba, un gol de Giannis Gianniotas acercó al conjunto visitante 3-2 y dejó la llave en el aire.

Ernesto Valverde, director técnico del Athletic, apostó por un 4-2-3-1 en busca de la dinámica que le permitiera sofocar al conjunto chipriota desde el inicio. Los rojiblancos saltaron al terreno de juego decididos a comerse al rival y se lanzaron con una apabullante demostración de fuerza y dinamismo que les permitió tener más de un 70% de posesión al final del encuentro.

El Athletic dominaba el balón, controlaba los tiempos y acosaba a un rival que parecía contento con no recibir anotación pero que, cuando ya corría el 36', se encontró con un error de marcación y Vinicius pudo fitrar para Georgios Efrem quien se metió al área, controló con la izquierda y tocó rápidamente con la derecha para vencer a Gorka Iraizoz con un disparo cruzado que se incrustó en las redes pegado al poste contrario.

La respuesta del Athletic fue casi inmediata. Iker Muniain controló en los linderos del área y tocó inteligementemente para Williams quien mandó un fogonazo impresionante que fue rechazado por Waterman en el fondo de la portería pero, para su desgracia, el esférico cayó ahora a los pies de Balenziaga quien fusiló de nueva cuenta, estrellando su disparo en la humanidad de Merkis que no pudo esquivarlo y terminó metiendo un autogol para igualar el partido 1-1.

El Athletic mantuvo el vendaval sobre el área enemiga para la segunda parte pero el APOEL mostró entereza para resistir y contragolpear con una buena dosis de peligro. El dominio del Athletic era abrumador. Si durante la primera parte, la posesión del balón de los locales llegó al 68%, en la segunda fue todavía mayor, pero los rojiblancos no podían reflejar esto en el marcador y tuvo que ser hasta el 61' cuando, por un grave error de Cédric Yambéré, quien controló un balón a las afueras del área de su equipo y lo cedió para Muniain quien, de inmediato, aprovechó el regalo y habilitó a Aduriz quien penetró por el centro y venció a Waterman con un tiro raso y cruzado para darle la vuelta al marcador y poner adelante a su equipo 2-1.

Cuando corría el 72', en una jugada que nació por la banda izquierda y que cambió para la derecha, Raúl García controló en los linderos del área y sirvió un excelente centro para Williams quien, de cabeza, anotó el 3-1 que le hacía mayor justicia al Athletic en el marcador.

El Athletic mantuvo el control del partido, continuó monopolizando el esférico y generando buenas opciones de gol pero incluso sus mejores hombres al frente, Aduriz, Muniain y San José, fallaron buenas oportunidades y dejaron la puerta abierta para que Giannis Gianniotas acercara peligrosamente al APOEL 3-2 al 89' y calentara de nueva cuenta la eliminatoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario