jueves, 23 de febrero de 2017

Porto 0-2 Juventus


Un ordenado y bien disciplinado Juventus aprovechó que el Porto se quedó con 10 jugadores desde el 27' para derrotarlo por 2 tantos contra 0 en el Estado do Dragao en el partido de ida de los octavos de final de la UEFA Champions League.

Como se esperaba, el Porto salió con todo en busca de un tanto que lo pusiera adelante en la eliminatoria y le brindara un margen de maniobra a la hora de devolverle la visita a la Vecchia Signora en el Juventus Stadium el próximo 14 de marzo. Sin embargo, la Juve se encontraba bien parada, con un orden táctico ejemplar y un doble muro defensivo capaz de rechazar casi cualquier embate.

Nuno mandó al terreno de juego una formación 4-1-3-2 en busca de control en el medio campo y opciones para abrir el juego y profundizar pero se topó con un cuadro bianconeri plantado con 4-2-3-1 que se convertía fácilmente en 4-5-1 para luego desdoblarse en rápidos y peligrosos contragolpes.

En el inicio, el Porto dominó y buscó afanosamente el área visitante pero la Juve no tardó mucho en acomodarse mejor y poco a poco fue planteando cada vez más contragolpes. La expulsión de Alex Telles dio al traste con la estrategia de Nuno al hacerse expulsar por acumulación de tarjetas en apenas dos minutos (recibió la primera al 25' y la segunda al 27'). El estratega del conjunto portugués de inmediato hizo ingresar a Miguel Layún a la lateral izquierda para cubrir el espacio que dejaba abierto Telles y sacrificó a un delantero, Andre Silva. El movimiento resultó bueno dadas las características ofensivas de Layún que le daban al Porto buena salida por la banda y equilibraban un poco las acciones, pero la Juve supo aguantar bien y fue paciente para construir sus jugadas, hasta conquistar el gol.

Massimilliano Allegri no se atragantó y se esperó hasta el medio tiempo para hacer ajustes sin necesidad de cambiar a la gente que se encontraba en el terreno de juego y la Juve fue más ofensiva para la segunda parte. Los avisos sobre la portería defendida por el mítico Iker Casillas se fueron sucediendo pero no fue sino hasta el 72', cuando Marko Pjaca, que había ingresado al 67', se encontró con el gol en una jugada en la que los italianos buscaron penetrar por la banda derecha y Dybala buscó filtrar para un compañero pero el pase fue rechazado por Layún y, para la mala fortuna del conjunto portugués, el balón cayó a los pies de Pjaca quien simplemente fusiló al arquero para poner el marcador 0-1.

Un par de minutos más tarde, al 74', Alex Sandro, lateral izquierdo de la Juventus, se sumó al ataque y mandó un excelente centro para el segundo poste donde se encontraba Dani Alves, quien había ingresado al terreno de juego al 73' en sustitución del lateral derecho Stephan Lichtsteiner, para que anote el 0-2 culminando una bella jugada de futbol.

Dos duros golpes sobre las aspiraciones del Porto que ya no quería queso sino salir de la ratonera y ya no quiso arriesgar de más para evitar ser goleado en su propia casa aunque jamás renunció al ataque y generó algunas buenas jugadas en el frente que obligaron a Gianluigi Buffon a estirarse para evitar la caída de su marco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario