domingo, 12 de febrero de 2017

Osasuna 1-3 Real Madrid


El Real Madrid logró agenciarse una victoria mucho más complicada de lo que sugiere el marcador final ante un Osasuna que supo plantarse y vendió cara su derrota. Si bien los merengues se fueron al frente en el primer tiempo, no lograron dominar y terminaron cediendo un empate a un gol por bando a la hora de ir al descanso.

Zinedine Zidane mandó un 5-3-2 de inicio y si bien su equipo se adelantó en el marcador al 23' con gol de Cristiano Ronaldo, el sistema no les funcionó del todo bien ante un Osasuna que luchó con todo, presionó con fuerza y forzó el empate al 32' por medio de Sergio León.

El equipo albo saltó al terreno de juego con la actitud ofensiva que le distingue y obligó al Osasuna a replegarse en su propio campo pero si bien el dominio del esférico era de los visitantes, faltaba profundidad para generar opciones claras de gol y los centros eran peleados con fiereza entre los delanteros merengues y los defensas locales.

Las respuestas del Osasuna eran rápidas y punzantes. Los contragolpes obligaban a la defensa madridista a emplearse a fondo y ponían a trabajar a Navas que con buenas estiradas mantuvo el balón fuera de su marco.

Al 15', Tano Bonnin tuvo que ser sustituido por una escalofriante lesión que seguramente lo mantendrá alejado del terreno de juego algunas semanas pero entró al quite David García y no desentonó en la lateral derecha.

Cuando corría el 23', Karim Benzema tomó un balón a tres cuartos de cancha y filtró de gran forma para Cristiano Ronaldo quien dominó el esférico con la derecha y se acomodó para mandar un tiro raso y muy bien colocado que venció a Sirigu para el 0-1.

El Madrid no se conformó con la ventaja y siguió atacando pero, cuando corría el 32', Fuentes robó un balón en su propio campo y, sin pensarlo dos veces, mandó un largo pase buscando al punta, Sergio León, quien aprovechó que el esférico techó a la defensa visitante para escapar, enfrentar a Navas y vencerlo con un disparo pegado al poste para poner el marcador 1-1.

El Real Madrid respondió casi de inmediato. Cristiano escapó por la banda derecha y envió un centro preciso a la llegada de Karim Benzema quien tocó de primera hacia la portería pero Sirigu, con una gran estirada y reflejos felinos, logró rechazar el disparo.

El partido era de ida y vuelta. Si bien el Real Madrid controlaba más tiempo el balón, las respuestas del Osasuna eran más peligrosas y Navas tuvo que emplearse a fondo para mantener el empate.

En el descanso, Zidane corrigió la formación del conjunto visitante. Del 5-3-2 cambió a su más conocido 4-4-2 y la diferencia pudo palparse desde el momento en el que el equipo saltó de nueva cuenta al terreno de juego. El Real Madrid se vio mucho mejor y si bien todavía sufrió algunos apuros ante las valientes embestidas de los delanteros del conjunto local, pudo dominar de mejor forma el encuentro y terminó agenciándose una importante victoria en El Sadar.

Cuando corría el 61', Karim Benzema tomó un balón en las afueras del área, por la derecha, y quebró hacia adentro, metiéndose al área y enfrentando al último defensa que logró rechazar el esférico pero, para su mala fortuna, la de gajos cayó a los pies de Isco, quien se hizo a un lado con gran velocidad y mandó un disparo raso y magníficamente bien colocado para anidar el balón en el fondo de la portería local y poner el marcador 1-2.

Muy pronto quedó claro que Osasuna no bajaría los brazos pero también que el Real Madrid ya se encontraba mejor parado y el partido vivió minutos de gran intensidad, con dos cuadros empecinados en anotar, por lo que el balón iba y venía de un campo al otro. Al 73', Cristiano tuvo una importante oportunidad pero su disparo fue apenas desviado por Sirigu con la pierna y salió apenas desviado de la portería del Osasuna. Marcelo había mandado un excelente pase filtrado para la escapada de CR7 quien, con velocidad, dejó atrás a la defensa y se plantó frente al portero. Ramos estuvo a punto de anotar en el tiro de esquina, pero su cabezazo salió desviado del marco contrario.

Sergio León puso a trabajar de nueva cuenta a Navas con un excelente disparo desde fuera del área pero el cancerbero costarricense logró rechazar la intentona mostrando sus habilidades y lanzándose de gran forma.

Al 89', James recibió un gran pase en el área y mandó el balón raso y al centro para la barrida de Lucas Vázquez que lo puso por arriba del marco rival. El Real Madrid no quería distracciones que le pudieran robar la victoria, ganada a pulso hasta aquel momento, y siguió atacando, haciendo difícil el traslado del balón para los locales y robándolo en cada oportunidad.

Ya en tiempo de compensación, Marcelo recuperó el esférico a tres cuartos de cancha y mandó un pase para Cristiano Ronaldo quien, bien marcado, lo dejó pasar para la rápida y sorpresiva incorporación de Lucas Vázquez quien controló, enfiló a la portería y mandó un disparo bombeado que superó a Sirigu para el 1-3 final que sellaba la victoria del conjunto merengue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario