sábado, 18 de febrero de 2017

Veracruz 0-3 Tigres UANL


Los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León obtuvieron su segunda victoria del Torneo Clausura 2017 al imponerse por 3 goles contra 0 a unos cada vez más desesperados Tiburones Rojos de Veracruz en el Luis Pirata Fuente donde, al final del cotejo se presentaron algunos disturbios y hay reportes de agresiones sobre los visitantes.

El Triunfo de los felinos les permite llegar a 7 puntos y escalar momentáneamente al 11er puesto en espera de lo que suceda en lo restante de la Jornada 7. Los escualos, que se quedaron en 9 unidades, se ubican por el momento en el 9o lugar.

Tigres es un equipo muy completo y tiene plantel para armar más de un cuadro, lo cual quedó claramente demostrado anoche. El Tuca tuvo que emplear a su tercer portero, Aarón Fernández García, quien a sus 29 años ha tenido que debutar en Primera División y hacerse cargo de tan importante encomienda.

Si bien ambos equipos utilizaron una formación idéntica de 4-4-1-1, el desempeño de ambos cuadros fue muy distinto y tanto el oficio como la contundencia de Tigres fueron factores determinantes para amarrar la victoria.

El balón estuvo dividido, con un poco de mayor posesión por parte de los Tiburones Rojos pero con mayor sensación de peligro en cada avance de Tigres, que bien pudo abrir el marcador desde la primera parte, pero Andre Pierre Gignac perdonó lo que parecía una clara opción de gol y, para mala fortuna de los felinos, Ismael Sosa también dejó ir otra clara oportunidad de gol, por lo que ambos cuadros lograron irse al descanso con el marcador igualado a cero.

Para la segunda parte el partido no cambió mucho. Veracruz peleaba y luchaba por el balón pero Tigres mostraba mucha más profundidad y peligrosidad. Cuando corría el 65', Ismael Sosa tomó el esférico por la derecha y mandó un excelente servicio para Gignac, que entraba solo a la altura del segundo poste, y este simplemente cabeceó para anotar el primer tanto del partido.

El Tuca percibió que Veracruz iría por el empate y seguramente dejaría mayores espacios en su zona baja y mandó a Jürgen Damm al terreno de juego en sustitución de Ismael Sosa al 72', lo cual le permitió a Tigres contar con una válvula de escape por la banda derecha.

Veracruz no se quedó con las manos atadas y rápidamente respondió, poniendo a trabajar a Aarón Fernández quien respondió de buena forma mandando el balón afuera pese a que el disparo había sido desviado por un defensa.

Cuando corría el 76', Gignac controló un balón en el área y habilitó sabiamente a Luis Quiñonez quien, de cabeza, venció a Melitón para poner el marcador 0-2.

Los Tiburones Rojos se lanzaron con todo al frente pero fueron rebotados por la pared defensiva de Tigres que no sólo era capaz de detenerlos, sino también de generar peligrosos contragolpes cargados de peligro y cuando corría el 85', precisamente uno de estos, sentenció el partido.

Eduardo Vargas recibió un balón a la altura de medio campo y mandó un gran pase para Jesús Dueñas que se escapó, e ingresó al área para ceder a Jürgen Damm que entraba como tromba por el centro y aprovechó que Kristian Álvarez se enredó con el balón y no supo despejar para robar, controlar y empujarlo al fondo de la portería del conjunto jarocho para decretar el 0-3 que caía como lápida sobre los escualos y su afición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario