jueves, 16 de febrero de 2017

Real Madrid 3-1 Napoli


El Real Madrid se repuso a un tanto en contra y supo darle la vuelta al marcador para terminar imponiéndose por 3 tantos contra 1 al Napoli en el Santiago Bernabéu en el partido de ida de los octavos de final de la UEFA Champions League y ahora tendrá que visitar Nápoles con 2 goles de ventaja, por lo que todavía falta mucho para poder dar por definida la llave.

Zinedine Zidane apostó por un 4-3-3 con Navas en la portería, Ramos y Varane en la defensa central, Carvajal y Marcelo en los laterales, Modric, Casemiro y Kroos en la media cancha y James, Benzema y Cristiano Ronaldo en la delantera. Sin duda un cuadro de lujo pero aún con Pepe, Lucas Vázquez, Álvaro Morata e Isco en la banca, esperando una oportunidad.

Maurizio Sarri, director técnico del Napoli, también plantó a su equipo con un 4-3-3 nominal aunque ya en la práctica, los napolitanos se compactaban bien en su propio terreno y dejaban en punta a Dries Mertens con Insigne y Callejón buscando catapultar los contragolpes.

Los merengues saltaron al terreno de juego con vocación ofensiva y apenas al 1', Benzema tuvo la primera oportunidad del encuentro al recibir un pase en el área, pero su fogonazo fue bien rechazado por Pepe Reina que aguantó a pie firme el disparo.

Si bien, el Real Madrid mandaba claramente sobre el terreno de juego y mostraba tanto profundidad como vocación ofensiva, fue el Nápoles el que logró irse al frente en el partido al 8' cuando en una rápida recuperación del esférico, Insigne recibió un pase perfectamente filtrado por Hamšík y penetró por el centro, superando por velocidad a los centrales merengues y aprovechando la pésima colocación de Keylor Navas para mandar el balón al fondo de la portería local y poner el marcador 0-1.

El Real Madrid, lejos de amilanarse, le lanzó hacia el frente en busca del empate. Rápidamente, los merengues pusieron manos a la obra y Cristiano Ronaldo escapó por la banda izquierda para llegar a línea de fondo y mandar un centro para Karim Benzema quien cabeceó desviado de la portería visitante. Al 18', James controló y también llegó a línea de fondo pero en lugar de centrar, retrasó para Carvajal quien mandó un centro a segundo poste para la llegada de Benzema que esta vez no perdonó y mandó su cabezazo al fondo de la portería para igualar el marcador, 1-1.

El Madrid seguía desbordado y generaba peligrosos avances. Modric y Kroos controlaban el medio campo y habilitaban a Cristiano, Benzema y James que una y otra vez tocaban a la puerta custodiada por Reina que tuvo todo menos una noche tranquila. Los avances se alternaban por las bandas y por el centro, lo que obligó al Napoli a replegarse en su propia área para defender el marcador.

El dominio madridista era tal que tuvo que pasar un poco más de media hora para que el equipo visitante realizara su segundo disparo a puerta, pero como el primero había sido gol, el partido estaba igualado. Cuando corría ya el 42', Dani Carvajal mandó un excelente pase filtrado para Cristiano Ronaldo que escapó por la banda derecha y tocó perfecto para Benzema que llegaba solo por el centro y enfrentó a Reina en un mano a mano pero su disparo salió ligeramente desviado de la portería visitante.

Para la segunda parte, cuando corría el 49', Cristiano Ronaldo volvió a colarse por la derecha, dejó atrás a tres enemigos, llegó a línea de fondo y mandó un pase retrasado para Toni Kroos quien prendió el balón ya dentro del área y mandó un fogonazo que se coló pegado al poste derecho de la portería custodiada por Reina para el 2-1.

El Real Madrid mantuvo la presión y obligó al Nápoles a mantenerse replegado, con todos sus hombres aplicados a la defensa de su marco, por lo que los madridistas comenzaron a probar disparos de media distancia.

Al 54', por error, Reina intentó salir jugando cuando su equipo se encontraba copado por los merengues y, después de varios regates, un rebote cayó a los pies de Casemiro quien, sin pensarlo, la prendió de primera y anotó un golazo para poner el marcador 3-1 y darle una mejor ventaja a su equipo.

El Napoli buscó responder pero sin arriesgar en la defensa, pero el Real Madrid, que parecía invitarlos a lanzarse al ataque, esperaba su oportunidad para contragolpear, por lo que el partido vivió momentos interesantes con disparos hacia ambas puertas aunque eran los locales los que mostraban mayor insistencia. Sin embargo, queda claro que los napolitanos tienen con qué amenazar a los madridistas para el partido de vuelta que se jugará en San Paolo.

James recibió un excelente pase de Kroos sobre el 74' y enfrentó a Reina en el área pero el cancerbero visitante logró rechazar el disparo del colombiano y salvó a su marco de lo que parecía una anotación inminente.

Zidane le dio entrada a Pepe, en sustitución de Ramos al 71', a Lucas Vázquez, en sustitución de James al 76', y a Morata, en sustitución de Benzema al 82', para mantener viva la ofensiva merengue, tratando de mejorar la ventaja pero los esfuerzos fueron infructuosos y el marcador ya no se movió más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario