domingo, 11 de septiembre de 2016

Cruz Azul 3-4 América

Cruz Azul logró irse al frente hasta por 3 goles contra 0 pero no supo defender su ventaja, fue víctima de sus propios errores y terminó cayendo 3-4 ante un, en principio inoperante América que logró una histórica remontada en el Estadio Azul.

Tomás Boy planteó de buena forma el partido y la Máquina dominó ampliamente el encuentro en la primera mitad y el inicio del segundo tiempo. Los celestes se acomodaron bien en la defensa y contragolpearon peligrosamente a gran velocidad explotando la enorme capacidad individual de sus estrellas para poner de cabeza a un América desencajado que intentaba responder pero sus ataques eran telegrafiados y sus atacantes se encontraban muy aislados ante el buen oficio y la buena colocación de la defensiva celeste que tuvo el partido controlado durante 50'.

Cruz Azul controlaba con facilidad los embates americanistas y respondía con peligrosidad en cada oportunidad con rápidos y punzantes contragolpes apoyándose principalmente en Chaco Giménez, Aldo Ramírez, Joao Rojas y, sobre todo, Jorge Benítez quienes descarrilaban con facilidad a la constantemente mal ubicada defensiva americanista con velocidad y profundidad.

Cuando corría el 17', la defensiva americanista cometió una falta innecesaria y Christian Chaco Giménez se perfiló para cobrar el tiro libre desde una larga distancia. Moisés Muñoz le dejó toda la parte derecha de su portería y se ubicó muy pegado a su poste izquierdo, por lo que el Chaco, inteligentemente, mandó un buen disparo cargado hacia la derecha de Moisés, quien tardó una eternidad en cruzar la portería y no pudo alcanzar el disparo pese a que este no iba completamente esquinado. Era el 1-0 que plasmaba en el marcador la superioridad de la Máquina y ponía contra la pared al América.

El vendaval celeste no amainó y al 21', Francisco Silva corrió apuradamente para impedir que un balón se escapara por la banda derecha, enfiló hacia la portería americanista y le mandó un excelente pase filtrado a Benítez que cortó de buena forma hacia el centro en diagonal retrasada y dejando atrás a defensas y portero americanistas para soltar, cayéndose, el esférico en dirección al corazón del área y a Christian Giménez quien no dudó para mandar un zapatazo que se incrustó en el fondo de la portería americanista entre un mar de piernas para poner el marcador 2-0.

El Estadio Azul enloquecía con la demostración de fuerza del equipo celeste que no se conformó y continuó machacando a su rival herido para perfilarse a lo que parecía una goleada. Cuando corría el 23' y en una de tantas escapadas de Benítez por el centro del área americanista, Rubens Sambueza le hizo una carga por la espalda y lo derribó dentro del área, por lo que el árbitro no dudó en marcar la pena máxima que, en el 25', Francisco Silva convirtió en gol con un buen disparo a un costado de Moisés Muñoz para poner el marcador 3-0.

Cruz Azul se veía sólido en defensa y maniataba a placer a un América desconcertado que buscaba responder pero no sólo no encontraba el camino hacia la puerta celeste sino que, en su afán de hacer daño, dejaba enormes espacios que eran constantemente aprovechados por los celestes para contragolpear creando numerosas condiciones de peligro pero los azulcremas lograron, con muchos apuros, salir sin más daños en la primera parte e irse al descanso con un contundente y bien merecido 3-0 en contra.

Para la segunda parte el guion no varió gran cosa y el Cruz Azul se mantuvo dominante. La Máquina era amo y señor del partido y se veía más cerca un 4o gol de Cruz Azul que un tanto americanista pero un grave error de Aldo Ramírez al 52' le dio la vuelta al partido y revivió a las Águilas. Aldo Leao dio un claro pisotón por detrás a un americanista en una jugada intrascendente y fue expulsado al 52'. La falta era por demás innecesaria ya que el atacante americanista estaba copado por tres defensores cruzazulinos y no tenía gran cosa qué hacer. Para colmo de males, el América cobró el tiro libre con un centro hacia el corazón del área y Oribe Peralta saltó para desviar el balón y vencer a Jesús Corona, acercando a los americanistas 3-1 al 53'.

Tomás Boy respondió sacando del terreno de juego a uno de sus delanteros más peligrosos, Christian Giménez, para darle entrada a un defensa, Omar Mendoza e Ignacio Ambriz sacó a un defensa, Osmar Mares, para darle cabida a un mediocampista, Alex Ibarra "Renato". El Cruz Azul se replegó atrás, defendiendo con casi todos sus hombres y dejando únicamente en punta a Benítez para contragolpear y el América adelantó filas en busca de hacer daño.

Alex Ibarra se escapó por la banda derecha al 73' y mandó un buen centro al área donde Silvio Romero saltó de gran forma para vencer a su marcador y mandar un certero cabezazo que besó las redes para acercar al América 3-2. El partido había cambiado radicalmente y ahora el América dominaba y el Cruz Azul se mantenía echado atrás, agazapado en su propia área y defendiendo su cada vez más precaria ventaja.

Cuando corría el 89', Rubens Sambueza controló un pase por la banda derecha, recortó hacia el centro, se acomodó y mandó un excelente pase a segundo poste donde apareció Pablo Aguilar para superar a un defensa y mandar un certero cabezazo que se incrustó en la portería cruzazulina pegado al poste derecho de Jesús Corona que no pudo evitar el 3-3.

El árbitro dio 3' de compensación y el América los aprovechó cabalmente. Cruz Azul ya no tenía reacción y los americanistas dominaban ampliamente el partido, lanzados con todo hacia la portería celeste. Renato escapó nuevamente por la banda derecha y mandó un centro hacia el punto penal donde apareció como una tromba Silvio Romero para mandar un potente fogonazo que dejó sin oportunidad nuevamente a Corona para el histórico 3-4 que le daba la vuelta al marcador al 92' ante la incredulidad de los aficionados cementeros y la locura de la afición americanista.


No había tiempo para más y el árbitro silbó el final del partido certificando la voltereta y una decepción más para la afición celeste que comenzó el partido festejando lo que parecía ser una goleada y tuvo que salir del estadio ante una histórica remontada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario