martes, 6 de septiembre de 2016

México 0-0 Honduras

De nuevo, y para no perder la costumbre, México tuvo un pésimo primer tiempo. Juan Carlos Osorio volvió a rotar posiciones y esta vez mandó a Talavera a cuidar la portería, con Hugo Ayala y Héctor Moreno en la defensa central y Miguel Layún y Jesús Dueñas (¿?) en las laterales, mientras Diego Reyes se hacía cargo de la contención en la media cancha, con pésimos resultados tanto en las coberturas como en los pases y movimientos sin balón, luciendo desubicado y fuera de ritmo, y Héctor Herrera, Andrés Guardado y Javier Aquino buscando fungir como enlaces. En la delantera estuvieron Ángel Sepúlveda y Ángel Zaldívar.

La falta de conjunción del equipo fue obvia y los balones perdidos por errores no provocados fueron el principal dolor de cabeza para la selección mexicana que muy poco pudo hacer ofensivamente ante el doble muro defensivo planteado por Honduras que presentó un 5-4-1 que no sufrió mucho durante la primera mitad en gran parte gracias a los muchos errores de los mexicanos en la salida y a lo previsibles que resultaron los escasos avances.

Si bien la primera parte terminó con un 52% de posesión para México, más bien fue Honduras la que se vio dominante y más peligroso. Sin duda, otros 45 minutos para olvidar del Tri. El público comenzó apoyando con todo al tricolor pero los gritos se fueron diluyendo ante la pésima actuación del conjunto mexicano que, poco a poco, se fue ganando los chiflidos y abucheos.

Para la segunda parte, Osorio hizo ingresar a Hirving Lozano en sustitución de Ángel Sepúlveda y movió a Aquino de la banda derecha a la izquierda para permitir que Lozano juegue por donde hace más daño y México adelantó filas aunque continuó perdiendo peligrosos balones en el media campo.

Alberth Elis fue un dolor de cabeza por la banda izquierda de Honduras y puso en aprietos una y otra vez a Dueñas que salió amonestado en los primeros minutos de la segunda parte al tumbar a Elis en una de tantas escapadas.

La actitud y el desempeño de la selección mexicana mejoró ostensiblemente en la segunda parte y Lozano tuvo una inmejorable oportunidad de anotar un gol al 56' pero lamentablemente mandó su disparo muy por encima de la portería visitante cuando llegaba solo y perfectamente bien perfilado para cerrar la pinza a pase de Javier Aquino. Layún mandó un segundo aviso al 59' con un disparo desde fuera del área.

Por fin, después de una hora, México se veía dominador y comenzaba a generar peligro sobre la portería hondureña, forzando a los catrachos a apertrecharse en su propio campo y alejando el balón de sus peligrosos y rápidos delanteros. Jorge Luis Pinto, director técnico de la Selección de Honduras, mandó entonces al terreno de juego a Brayan Alexander García, un defensa central, en sustitución de Mario Martínez, un medio de contención, con lo que Honduras buscaba solidificar el muro defensivo y asegurar el empate.

Cuando corría el 71´, Osorio mandó al terreno de juego a Orbelín Pineda en sustitución de Jesús Dueñas y reacomodó a su equipo. Diego Reyes salió de la contención para ocupar la lateral y Orbelín se fue a reforzar la media cancha.

Si bien México mejoró, los gritos de "fuera Osorio" comenzaron a escucharse cuando corría el 80' y resonaron ensordecedoramente en el Azteca. El técnico del conjunto tricolor respondió mandando a Elías Hernández al terreno de juego en sustitución de Javier Aquino al 84'.

Honduras continuó haciendo tiempo con la complacencia del árbitro que permitía que los catrachos se quedaran en el piso por largos lapsos cada vez que se interrumpía el partido y México se veía cada vez más desesperado ante la impotencia de ver cómo se les escapaba el paso perfecto en el cuadrangular.

Ya en tiempo de compensación, Héctor Moreno tuvo una oportunidad de romper la igualada pero su cabezazo salió desviado de la portería hondureña y el marcador se mantuvo 0-0 pese a la insistencia del conjunto tricolor.


El encuentro finalizó entre gritos y abucheos del público que le reclamaban de fea forma al técnico del equipo mexicano por el pésimo desempeño del Tri que no supo ganar en el Azteca y firmó un insípido empate a cero goles con Honduras que, de esta forma, clasifica junto con México al Hexagonal final de la CONCACAF.

No hay comentarios:

Publicar un comentario