sábado, 10 de septiembre de 2016

Veracruz 1-0 Pachuca

Los Tiburones Rojos de Veracruz tuvieron que esperar 6 fechas para volver a ganar en casa y lo hicieron gracias a un grave descuido de Conejo Pérez que dejó pasar un balón que parecía fácilmente controlable en un partido muy equilibrado.

Si bien los escualos buscaron hacer daño en el inicio, fue el Pachuca el que se plantó mejor en el terreno de juego y poco a poco fue controlando las acciones, frenando los embates del equipo local y acercándose de mejor forma al área enemiga pero no logró plasmar ese dominio en el marcador y las pocas jugadas de peligro fueron infructuosas por lo que ambos equipos se fueron al descanso con el marcador empatado a 0 goles por bando.

Pablo Marini ajustó un par de tuercas y el funcionamiento del conjunto jarocho fue mucho mejor en la segunda parte y aunque no dio un gran partido, sí logró equilibrar el encuentro y frenar de mejor forma a los Tuzos que se habían adueñado del esférico en la primera mitad.

Cuando corría el 74', Veracruz avanzó hacia el área visitante pero la defensa del conjunto hidalguense parecía bien parada y lucía superioridad numérica por lo que el pase a Adrián Luna, que corría por la izquierda, tuvo que ser un poco retrasado y el atacante jarocho tuvo que salir del área para recibir de espaldas a la portería, darse la vuelta y mandar un centro al corazón del área donde  Julio Furch, con una marcador encima, saltó y cabeceó de gran forma para mandar el balón en dirección a la portería defendida por el Conejo Pérez quien no tomó el debido impulso y le faltó fuerza para sacar el esférico, permitiendo así la que, a la poster, fue la única anotación del partido.

Los Tuzos reaccionaron de inmediato y se lanzaron con todo al frente en busca del empate pero entre su mala portería y las buenas intervenciones del arquero local, Pedro Gallese, y, sin duda alguna, de los defensas e incluso el travesaño que se cruzaron a la hora buena para impedir que el balón ingrese al arco enemigo.


La presión fue muy fuerte y las jugadas de peligro se fueron sucediendo sobre el arco de Gallese pero el esférico simplemente se negó a entrar en la portería y los escualos lograron su segundo triunfo en la campaña, dejando en claro que en el Luis Pirata Fuente, son un equipo de cuidado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario