miércoles, 4 de enero de 2017

AFC Bournemouth 3-3 Arsenal


La mesa estaba puesta para que los gunners escalaran posiciones y se metieran de nueva cuenta a zona directa de UEFA Champions League pero AFC Bournemouth no estuvo de acuerdo y a punto estuvo de propinarles un doloroso descalabro al irse arriba en el marcador hasta por 3 tantos contra 0 pero el Arsenal supo reaccionar y en los últimos 20 minutos rescató un valioso empate que les permite llegar a 41 unidades y mantenerse en el 4o puesto de la tabla, en zona de clasificación previa para la Champions.

Eddie Howe planteó un partido al contragolpe, acumulando muchas unidades en la defensa y el medio campo y dejando a Wilson en punta buscando capitalizar las oportunidades pero del otro lado, Arsene Wenger, director técnico de los gunners, también apostó por la misma formación, con 4 defensas, 5 mediocampistas y únicamente un delantero, Oliver Giroud, quien, por cierto, fue uno de los jugadores más importantes del partido.

AFC Bournemouth buscaba el área contraria con pases largos y la incorporación de jugadores de medio campo que se desdoblaban con gran velocidad para generar peligro. Los primeros minutos transcurrieron con los locales buscando penetrar la nutrida y bien plantada defensiva visitante y poniendo a trabajar a Cech, legendario arquero que ahora protege a los gunners, pero sin generar grandes acciones de peligro. Sin embargo, cuando ya corría el 12', el arquero visitante tuvo un primer aviso cuando fue obligado a salir para cortar un peligroso balón filtrado al área.

Los locales lograron irse al frente al 16' gracias a una anotación de Daniels que había bajado en gran forma un largo pase que viajó desde la otra banda y tomó mal parada a la defensiva visitante. Daniels no sólo hizo una gran recepción, sino que también se quitó a un defensa con un excelente recorte y encaró a Cech para vencerlo con un tiro de zurda, pegado al poste.

Arsenal de inmediato adelantó filas y se lanzó por el empate, pero, para su mala fortuna, cuando apenas corría el 20', en un contragolpe que parecía controlado, Xhaka derribó en el área a Fraser y el árbitro no dudó en marcar la pena máxima que Wilson convirtió en gol con un disparo raso y al centro de la portería aprovechando que Cech se venció hacia su izquierda. Era el 2-0 y apenas habían transcurrido 20 minutos. Todo parecía indicar que Arsenal encadenaría su tercera derrota consecutiva.

Sánchez comenzó a taladrar por la banda izquierda y, lo que fue todavía más peligroso, a conectarse cada vez más con Giroud y el partido comenzó a jugarse de forma trepidante en ambas áreas, con idas y venidas vertiginosas de dos equipos dispuestos a contragolpear al contrincante. Tanto Cech, por parte del Arsenal, como Boruc, por parte del Bournemouth, comenzaron a tener mucha actividad y a intervenir cada vez más para mantener en la pelea a sus respectivos equipos.

Al 55', el árbitro anuló un gol a los visitantesdebido a que si bien el balón se introdujo en la portería gunner, había sido desviado con la mano por un delantero pero esto no desanimó al Bournemouth y al 57', Fraser le robó el esférico a un defensa al desplazarlo por la banda, enfiló sobre la portería de Cech para vencerlo con un disparo raso que se le coló por en medio de las piernas para poner el marcador 3-0 y enloquecer a los más de 11 mil fanáticos que llenaban el estadio. El tanto parecía lapidario para los gunners que, pese a todo, se lanzaron de inmediato sobre la portería contraria en busca de hacerse presentes en el marcador.

Al 69', Giroud peinó un centro hacia atrás, dejando en una inmejorable posición a Alexis Sánchez quien, de cabeza, marco el 3-1 que le inyectaba un fuerte estímulo al equipo visitante. Giroud volvió a hacer de las suyas y al 75' habiilitó a Lucas Pérez para acercar a su equipo 3-2.

Los gunners presionaban y acosaban al Bournemouth en busca del ansiado empate y, para colmo de males, Simon Francis se hizo expulsar al 82', dejando a su equipo en inferioridad numérica ante un hambriento rival que ponía toda la carne al asador en busca de rescatar heroicamente el partido.

Cuando ya corría el tiempo de compensación, Xhaka conectó con Giroud quien, con un implacable cabezazo, rescató el empate para el Arsenal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario