jueves, 19 de enero de 2017

Jaguares de Chiapas en problemas


No es un secreto que Jaguares de Chiapas ha vivido en el filo de la navaja desde hace muchos años y ahora todo parece indicar que los problemas acarreados, por fin les han estallado y los actuales directivos muy probablemente tendrán que vender el equipo al final de la temporada.

El 28 de mayo de 2013, Decio de María, en ese entonces Presidente de la Liga MX, anunció la venta del equipo San Luis y su traslado a la Ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, con la finalidad de devolverle un equipo a ese estado ya que los originales Jaguares había sido vendido a Grupo Delfines (léase Oceanografía, de Amado Yáñez) para ser trasladado a Querétaro. Supuestamente, el nuevo club se llamaría Chiapas Futbol Club pero, para sorpresas de todos, al presentarse Carlos Hugo López Chargoy como presidente del organismo en el Draft en junio de 2013, lo hizo con uniforme y logo de Jaguares.

A pesar de todo lo sucedido. Jaguares sobrevivió y Tuxtla Gutiérrez siguió teniendo equipo de Primera División pero los problemas administrativos de la directiva encabezada por López Chargoy jamás cesaron y año tras año, torneo tras torneo, han sido ventilados en los medios y, en muchas ocasiones, solapados por los directivos de la Federación Mexicana de Futbol.

Entre agosto y diciembre de 2016 se presentaron 129 controversias contra el Club Jaguares de Chiapas según trasciende en un comunicado leído y entregado ayer por Enrique Bonilla, Presidente Ejecutivo de la Liga BBVA Bancomer MX. De las 129 controversias, se concluyeron satisfactoriamente 127 y 2 quedaron para resolverse a plazos. Una de estas dos que quedaron pendientes es la de Egidio Arévalo y, según comentó en la rueda de prensa el Sr. Bonilla, se deberá saldar hasta el próximo mes con el consentimiento de ambas partes.

La Liga MX históricamente ha esperado a que alguien demande ante la Comisión de Controversias para intervenir en este tipo de situaciones ya que, por reglamento, ningún equipo debe de participar en el Draft o iniciar un torneo o bien participar en una Liguilla si no está al corriente en sus pagos.

Enrique Bonilla no lo expuso en el comunicado pero sí lo dijo en la rueda de prensa, le ha solicitado a la directiva encabezada por López Chargoy que "básicamente se le solicitó al Sr. Carlos Hugo López Chargoy que debe deshacerse del Club Chiapas para la siguiente temporada" según publica el portal de la Liga MX.

Históricamente el Gobierno de Chiapas ha apoyado económicamente al equipo para que permanezca en Tuxtla Gutiérrez y su intervención ha sido indispensable para que esto suceda. Falta ver si los actuales gobernantes intervendrán en esta ocasión a favor de López Chargoy o simplemente esperarán para hacerle una oferta a la próxima administración o bien tomarán el equipo y lo cederán a nuevos administradores.

Por lo pronto, Jaguares de Chiapas corre doble peligro, uno es administrativo y el otro es deportivo, ya que pelean en estos momentos en la tabla de cocientes por no descender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario