jueves, 12 de enero de 2017

Sevilla vs Real Madrid


El Real Madrid dio un paso muy importante rumbo al objetivo de avanzar a cuartos de final de la Copa del Rey de España al doblegar al Sevilla por 3 tantos contra 0 en el partido de ida celebrado en el Santiago Bernabéu pero sabe perfectamente que no puede confiarse ya que si se duerme en sus laureles, le pueden dar la vuelta.

La gestión de Zinedine Zidane en el timón del conjunto merengue se ha caracterizado por un trabajo muy fuerte, un excelente orden táctico, solvencia defensiva, mucho amor a la camiseta y una buena dosis de fortuna, algo que Zizou agradece con humildad, simpleza y discreción. Entre septiembre y noviembre de 2016, los madridistas tenían un promedio un poco superior a 1 gol recibido por partido y si bien el galáctico director técnico declaró en su momento que no le preocupaba, vaya que sí se ocupó en ese tema y, apretando tuercas, ha logrado devolverle al equipo la solvencia defensiva que requiere para las grandes empresas a las que aspira. Hoy, sin duda alguna, Sevilla pondrá a prueba a esa defensa.

Jorge Sampaoli, director técnico del Sevilla, sabe que la tiene difícil. Necesita remontar un 3 a 0 contra uno de los mejores equipos del mundo y, para colmo de males, sabe que su contrincante ha estado apretando tuercas para eficientizar el aparato defensivo. Por si fuera poco, tendrá que enfrentar al Real Madrid en Copa e, inmediatamente después, en la Liga, por lo que tendrá que tomar decisiones importantes ya que en la Liga Santander, Sevilla corre en el 2o puesto con 36 puntos, 4 por debajo del Madrid y 1 por encima del Barcelona.

Sampaoli sabe perfectamente que ponga a quien ponga, necesita hacer un gran partido para aspirar a la remontada. Si bien ha dejado fuera a algunos titulares induscutibles, como Mariano, N'Zonzi y Franco Vázquez,  para reservarlos para la Liga Santander, mandará al terreno de juego a sus dos flamantes fichajes, Lenglet y Jovetic, en gran parte para medir sus alcances.

La clave para el Real Madrid sin duda estará en el equilibrio. Zidane necesita que el muro defensivo conformado por la media cancha y la retaguardia, sea capaz de erigirse como una barrera que frene el ímpetu del Sevilla en el Sánchez Pizjuan sin dejar de un lado la elaboración de contraataques que pudieran finiquitar el encuentro y echarle un cerrojo a la llave. Las claves para el Sevilla serán la agresividad, la profundidad, el volumen del juego y la serenidad para no dejar espacios abiertos que le permitan al Real Madrid explotar su velocidad y peligrosidad al contraataque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario