jueves, 26 de enero de 2017

Celta 2-2 Real Madrid


El Celta de Vigo propinó la primera eliminación del Real Madrid desde la llegada de Zinedine Zidane al banquillo merengue al empatar a 2 goles en el Municipal de Balaidos en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey de España luego de haberlos derrotado por 2 tantos contra 1 en la ida celebrada en el Santiago Bernabéu.

El partido fue de alta intensidad, disputado de principio a fin y con el vértigo propio de la Copa. Debido principalmente a la gran velocidad a la que se vivió el duelo, las imprecisiones abundaron y la afición lo presenció prácticamente al filo de la butaca.

Berizzo mandó al terreno de juego un ambicioso 4-3-3 que dejaba en claro que el Celta buscaba finiquitar su obra en Vigo y no deseaba dejar vivo al rival herido. Zidane plantó al Real Madrid con su acostumbrado 4-4-2 con Kroos y Kovacic en la cintura y Benzema y Cristiano en el ataque pero tuvo que improvisar con Casemiro y Ramos en la defensa central y Nacho y Danilo en las laterales.

El partido fue de ida y vuelta de principio a fin, sin descanso. Los merengues pudieron irse al frente pero Cristiano dejó ir una importante ocasión de gol al estrellar su cabezazo en el larguero y luego fallar en el contrarremate, pero eso no inmutó al Celta que mantuvo el pulso de tú a tú en el partido.

El Celta se fue al frente al 44' gracias a un autogol de Danilo en una jugada a toda velocidad en la que Ramos dejó el centro y el lateral derecho del Madrid tardó en acudir a cubrirlo y, para su mala fortuna, cuando fue, no pudo evitar que el balón rechazado por Kiko Casilla rebotara en su pierna y se introdujera en su propia portería para el 1-0.

Empató Cristiano Ronaldo al 62' mediante un tiro libre que se coló en medio de la barrera y no pudo ser atrapado por Sergio Álvarez. El partido seguía intenso, sin pausas, con dos equipos empecinados en anotar pero fue el Celta el que encontró primero el gol. Corría el 84' cuando un rebote cayó a los pies de Wass y este fusiló a Casilla para el 2-1.

El Madrid volvió a la carga, decidido a buscar el empate contra viento y marea y con un Celta arremangado, con la frente en alto y decidido a finiquitar el encuentro en una contra. Al 90', Toni Kroos mandó un tiro de esquina desde la banda derecha del Real Madrid y Karim Benzema desvió con la cabeza hacia el corazón del área donde apareció Lucas Vázquez para rematar y empatar el partido 2-2.

El Real Madrid arremetió con furia sobre la portería gallega en los últimos instantes pero el balón se negó a entrar y el Celta logró culminar su obra y avanzar a la semifinal de la Copa del Rey cubriéndose de gloria y dejando fuera al gran favorito Real Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario