domingo, 22 de enero de 2017

Tigres UANL 4-2 América


Los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León derrotaron de forma contundente al América por 4 goles contra 2.

La noche comenzó mal para las Águilas y cuando apenas corría el primer minuto de juego, Víctor Sosa hizo una magnífica jugada de pared con André-pierre Gignac para abrir el marcador y enloquecer al siempre lleno Estadio Universitario que rugió verdaderamente como un Volcán.

La superioridad del equipo local era manifiesta pero un largo pase hacia la banda izquierda de los visitantes fue controlado por Miguel Samudio quien cedió para Oribe Peralta que penetró de gran forma entre dos defensas, aguantó la presión y venció a Enrique Palos con un magnífico toque de derecha hacia el segundo poste para poner el marcador 1-1.

Los universitarios volvieron a la carga en cuanto escucharon el silbatazo y continuaron zarandeando a los americanistas en busca del gol. La superioridad de los locales seguía siendo manifiesta pero no se plasmó en el marcador hasta el 36' cuando Lucas Zelarayán cobró una falta casi sin ángulo de tiro por la banda izquierda y, en lugar de mandar un centro, puso el balón pegado al segundo poste ante la mirada atónita de Agustín Marchesin que vio como se escurrió el esférico en su portería para el 2-1.

Si bien Tigres estaba nuevamente arriba, el marcador no le hacía justicia ya que había sido muy superior al América y merecía mucho más. De cualquier forma, las Águilas lograron volver a empatar el partido mediante un cabezazo de Bruno Valdez en un tiro de esquina al 48'.

La superioridad del equipo local no había sido reflejada en el marcador y ahora ambos equipos se encontraban empatados nuevamente. El baile continuó pero el América parecía resistir los embates hasta que, cuando ya corría el 54', en una jugada a balón parado, Tigres se volvió a adelantar. Lucas Zelarayan sirvió un centro en un tiro libre a tres cuartos de cancha hacia el corazón del área y este fue cabeceado en busca de Gignac que no alcanzó a hacer una chilena pero dio tiempo para que el propio Zelarayan llegará como una tromba y fusilara a Marchesin para el 3-2.

Tigres siguió mandando en el partido pese a los intentos americanistas para acercarse en el marcador. Sin embargo, el tiempo transcurría y la moneda seguía en el aire ya que, pese a todo, apenas había un gol de diferencia entre ambos equipos.

Cuando ya corría el 82', Jürgen Damm tomó el balón pegado a la banda derecha y atrás de medio campo, sirvió largo para Víctor Sosa quien retrasó para Gignac que disparó con fuerza pero fue rechazado por un defensa aunque para la mala fortuna de los americanistas, el esférico le cayó nuevamente a Sosa que esta vez hizo una jugada personal, se quitó a dos defensas y tocó bombeado sobre Marchesin para anotar el 4-2 definitivo que sellaba de gran forma la incuestionable victoria de Tigres sobre las Águilas en el Volcán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario