jueves, 19 de mayo de 2016

América 1-0 Monterrey


Las Águilas del América y los Rayados de Monterrey se batieron en duelo en el Estadio Azteca y los capitalinos sacaron mínima ventaja en el arranque de las semifinales de la Liguilla del Clausura 2016 de la Liga Bancomer MX.

Ambos equipos se posicionaron bien atrás, defendiendo con 7 y 8 elementos continuamente pero desdoblándose con rapidez en busca de contragolpear al enemigo, lo que redundó en emociones por ambos marcos y el marcador no se movió más veces en gran parte a las fallas de los delanteros y a buenas atajadas de los arqueros.

Ignacio Ambriz sorprendió al dejar a Rubens Sambueza en la banca americanista. Los azulcremas salieron con el 4-4-2 acostumbrado, con William da Silva corriendo por la parte izquierda de la media cancha. Mohamed, por su parte, apostó por un 4-3-3 que no dudaba en partir al equipo en 2 ya que defendían 7 y en ocasiones incluso Cardona bajaba a hacer labores de recuperación, por lo que ambos equipos apostaron finalmente por su estrategia preferida: el contraataque.

El América buscaba abrir el campo por medio de Darwin Quintero quien, principalmente por la banda derecha, buscaba conectarse con Oribe o ceder el balón de apoyo cuando algún medio se incorporaba al ataque. Los desdoblamientos americanistas son muy peligrosos tanto en los contragolpes como en las jugadas a balón parado y de no ser por las buenas intervenciones de Jonathan Orozco, el marcador se hubiera movido desde el primer tiempo.

Hugo González, arquero americanista, también tuvo lo suyo y supo defender atinadamente su portería y sacó un par de balones que llevaban etiqueta de gol.

Si bien el América había tenido un ligero dominio sobre Monterrey en la primera parte, en realidad el partido había estado muy parejo y equilibrado, incluso con más opciones en el área americanista que en la defendida por los regiomontanos. Sin embargo, el equilibrio se rompió al 47' cuando Darwin Quintero recibió el balón dentro del área, cedió hacia atrás a Andrés Andrade y este mandó un pase para Osvaldo Martínez quien hizo una excelente recepción y aprovechó que Efraín Juárez se resbaló para colocar el balón muy cerca del poste derecho de la portería defendida por Jonathan Orozco quien no pudo evitar que se introdujera al fondo de su meta para el único gol del partido.

Los Rayados tomaron entonces la iniciativa y empujaron con más fuerza al frente pero sin descuidar la retaguardia y manteniendo siempre un buen número de defensas bien apertrechados atrás mientras el América se preparó para recibirlos en su propio campo y contragolpearlos cada vez que se presentara la oportunidad por lo que el partido vivió sus mejores momentos con emociones en uno y otro marco y con excelentes intervenciones de ambos arqueros ya que las defensas no fueron capaces de contener todas las incursiones y tanto el América como el Monterrey tuvieron oportunidades de anotar pero los atacantes fallaron a la hora buena y no supieron concretar.

Ignacio Ambriz hizo ingresar a Rubens Sambueza al 64' en sustitución de Darwin Quintero pese a que este era el que más peligro generaba en la portería contraria. El timonel americanista estaba más preocupado porque no le hicieran el gol del empate que por ir por más anotaciones y al 73' tuvo que sustituir a Pablo Aguilar por Erik Pimentel debido a que el zaguero americanista solicitó el cambio por molestias musculares y el América se apertrechó aún más pero no pudo evitar que los regiomontanos tuvieran todavía algunas buenas oportunidades que siguieron fallando hasta el final del partido.

Si bien el América terminó pidiendo la hora al árbitro, ambos equipos deberán agradecer a sus arqueros el que el marcador no se haya abultado más ya que Hugo González y Jonathan Orozco fueron por mucho los mejores jugadores sobre el terreno de juego.

Los de Coapa se llevan una pírrica ventaja que intentarán defender en Monterrey cuando le devuelvan la visita a Rayados para definir quien tendrá el boleto para la gran final del Clausura 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario