sábado, 21 de mayo de 2016

Monterrey 4-2 América


Rayados de Monterrey y Águilas del América salieron tal y como se esperaba, dejando bien parada a una primera línea defensiva, con un medio campo capaz de ir de arriba a abajo, desdoblándose rápidamente para capitalizar cualquier posibilidad de contragolpe y con sus ofensivas atentas y en espera de cualquier latigazo para convertir. El Monterrey avanzó justamente a la gran final al derrotar por 4 tantos contra 2 al América en un partido intenso, con polémica, grandes goles y costosos errores.


Mohamed mandó al terreno de juego a su equipo con un 4-3-3 con Funes Mori, Pabón y Cardona tratando de aprovechar cualquier resquicio para adelantar a su equipo mientras que Ambriz apostó por su acostumbrado 4-4-2 con Oribe y Darwin en la delantera luchando por hacer buena cualquier oportunidad. Los regios no tardaron en mover su formación para dejar 3 defensas en el fondo aprovechando que las Águilas utilizaban únicamente 2 delanteros.


El primer aviso no tardó mucho en llegar y fue a cargo de Funes Mori quien estrelló un balón en la base del poste izquierdo en una rápida aproximación que dejaba en claro la peligrosidad de los delanteros del equipo regiomontano que, con rápidos desdoblamientos y magníficos toques de balón son capaces de desequilibrar cualquier partido y aprovechar cualquier oportunidad para hacerse presentes en el marcador. Si bien el América también tuvo sus oportunidades y puso a trabajar a Jonathan Orozco, su actitud fue más pasiva y dejaba más gente atrás en busca de mantener la ventaja que había sacado en el Azteca.


Todo cambió al 27' cuando Edwin Cardona logró hacerse de un balón en los linderos del área americanista y mandó un fogonazo que se coló pegado al poste derecho de la portería defendida por Hugo González para el 1-0.


El gol obligó al América a cambiar de actitud y empujar con más fuerza hacia el frente y el partido se hizo de ida y vuelta ya que ambos equipos buscaban contragolpear con fuerza cada vez que se hacían de un balón. Sin embargo, las buenas intervenciones tanto de Hugo González, arquero americanista, como de Jonathan Orozco, cancerbero del equipo regiomontano, impidieron que el balón entrara a sus porterías y ambos cuadros se fueron al descanso con el marcador global empatado a 1 gol por tanto. Dorlan Pabón, con un fuerte y peligroso disparo desde fuera del área obligó a Hugo a emplearse a fondo y Darwin hizo lo propio con Jonathan luego de revolverse en medio de tres defensas dentro del área regiomontana cuando ya corrían los últimos instantes del primer tiempo.


Monterrey arrancó el 2o tiempo con fuerza y muy pronto tuvo su recompensa. Funes Mori se encontró con un balón en el área chica americanista y aprovechó un grave error de marcación para empujar el esférico al fondo de la portería azulcrema y marcar el 2-0 al 49', luego de una excelente jugada de Carlos Sánchez.

Ambriz por fin tomó una decisión y modificó la formación de su equipo haciendo ingresar a Michael Arroyo en sustitución de José Daniel Guerrero, un medio ofensivo por un medio de contención. Arroyo tomó la banda izquierda, Andrade se corrió al centro junto con Osvaldo Martínez y Sambueza se fue a la derecha, tratando de hacer al América más ofensivo. Poco tiempo después, al 58', el técnico americanista sacó del campo a Darwin Quintero quien se había hecho amonestar tontamente un par de minutos antes al reclamar una falta que él consideraba mal marcada por el árbitro. En su lugar entró Darío Benedetto quien hizo un buen esfuerzo pero quedó claro que no se encuentra en su mejor momento y si bien el América empujaba con fuerza hacia el frente, nunca encontró la profundidad que buscaba su técnico.


Michael Arroyo aprovechó una falta al 64' para mandar un excelente tiro libre e incrustar el esférico pegado al poste derecho para acercar al América 2-1. El gol ponía de nueva cuenta a los azulcremas en ruta a la final y de inmediato Ambriz volvió a mandar al equipo atrás pero cuando ya se encontraba dándole las últimas indicaciones a Ventura Alvarado, un defensa que seguramente ingresaría con la intención de cerrar los espacios y reforzar la defensiva americanista, Carlos Sánchez aprovechó un balón en los linderos del área visitante para mandar un excelente disparo y poner el 3-1 en el marcador.


De nueva cuenta Arroyo se hizo presente en el marcador con un disparo en tiro libre. Otra falta innecesaria en las cercanías del área regiomontana fue capitalizada por el refuerzo americanista quien mandó de nueva cuenta el esférico pegado al primer poste aunque en esta ocasión dio la impresión que Jonathan podía haber hecho un poco más y que hubiera podido de haber hecho correctamente el recorrido antes de tirarse. Era el 81' y el 3-2 le daba el pase al América.


Monterrey volvió a empujar con fuerza sobre el arco americanista mientras los azulcremas volvían a replegarse en busca de cerrar espacios y contragolpear con Oribe y Arroyo que quedaban adelante en espera de un balonazo que pudieran capitalizar.


La estrategia le volvió a fallar a Ambriz cuando Paolo Goltz se lanzó hacia su derecha para cortar un disparo y el árbitro marcó la pena máxima al considerar que el esférico había sido desviado con la mano. La jugada fue brava y muy rápida pero era claro que el americanista había despegado la mano de su cuerpo y que el árbitro se encontraba muy bien colocado. El silbante le sacó la 2a amarilla al americanista por esa jugada y lo mandó a las regaderas y Edwin Cardona convirtió la pena máxima en gol al 87' para poner el marcador 4-2 y volver a colocar a los Rayados en ruta hacia la gran final.


Mohamed no se anduvo con rodeos y mandó al terreno de juego a Ricardo Osorio en sustitución de Edwin Cardona para defender la ventaja en los últimos minutos y sin duda alguna Osvaldo Martínez le ayudó en la tarea al hacerse expulsar tontamente para dejar a los americanistas con 9 elementos en los minutos finales del partido.


Rayados logró contener los últimos embistes y llevó el esférico al terreno de los visitantes para evitar cualquier desaguisado y conquistar de esta forma su pase para la gran final del Clausura 2016 de la Liga Bancomer MX.

No hay comentarios:

Publicar un comentario