jueves, 12 de mayo de 2016

Tigres UANL 1-3 Monterrey


Tal y como se esperaba, Tigres salió con todo en busca de un buen resultado en su cancha y ante su gente pero Monterrey supo esperar, contragolpear y capitalizar magníficamente bien los errores cometidos por los felinos para propinarles un duro golpe y derrotarlos 1 tanto contra 3 en el Estadio Universitario de San Nicolás de los Garza.

Las formaciones de ambos equipos son muy similares, 4-4-2, pero su desenvolvimiento en el terreno de juego fue muy distinto. Tigres controló mucho más el balón, finalizó con un 66% de posesión, mientras Monterrey se plantaba con un doble muro de 7 u 8 jugadores entre sus tres cuartos y el comienzo de su área, dificultando al equipo local el tránsito hacia la portería defendida por Jonathan Orozco quien de cualquier forma tuvo que emplearse a fondo en más de una ocasión para salvar su meta.

El dominio de Tigres era claro pero un parpadeo los puso en la lona cuando corría el 16'. Dorlan Pabón ejecutó un saque de banda por la derecha, Edwin Cardona dejó correr el balón y llegó a línea de fondo para mandar una diagonal retrasada hasta Carlos Sánchez quien, sin marca y dentro del área, mandó un disparo de primera intención que se introdujo a la portería local pegado al poste izquierdo para el 0-1. La contundencia de los Rayados se había manifestado.

Un minuto más tarde, en una jugada por demás innecesaria, el arquero de Tigres, Nahuel Guzmán, regaló un balón en el medio campo y estuvo a punto de convertirse en gol pero el disparo desde la media cancha salió ligeramente desviado de la portería universitaria y cuando corría el 19', Rafael Sobis logró el empate a 1 al darse media vuelta en los linderos del área luego de recibir un pase de Damián Álvarez.

Para esas alturas, Tigres ya llevaba 5 disparos a gol y Monterrey 2 y la tónica no cambió, Tigres volvió a arremeter sobre la portería de Rayados y mandó cualquier cantidad de centros al área, sobre todo por parte de Javier Aquino quien se dio gusto desbordando por la banda derecha una y otra vez aunque sus centros no siempre fueron atinados.

Después de mucho insistir por parte de Tigres, volvió a ocurrir un pestañeo y los felinos volvieron a verse abajo en el marcador. Dorlan Pabón recibió un pase de Carlos Sánchez y fue fintando para acomodarse cada vez más al centro para mandar un soberbio disparo que superó a Nahuel Guzmán para el 1-2. Sin duda, un contragolpe mortal. La estrategia de Mohamed estaba funcionando magníficamente bien y el Tuca no tenía otra que mandar a su equipo al frente para continuar intentando.

El guion no cambió para la parte complementaria. Tigres mantuvo la posesión del balón y siguió desbordando por ambos extremos con un Javier Aquino cada vez más encendido pero la figura de Jonathan Orozco se agigantó ya que detuvo tres disparos que llevaban etiqueta de gol y mantuvo su portería sin mácula en la segunda parte.

Si bien Tigres era muy insistente, Monterrey jamás perdió la calma y se mantuvo agazapado en espera de posibilidades de contragolpe y estas llegaron gracias a errores de los propios jugadores de Tigres. Primero fue Juninho quien abanicó un balón y los delanteros regios estuvieron a punto de convertirlo en gol pero una atinada barrida de Torres Nilo lo impidió.

Cuando corría el 84', otro error en la media cancha permitió a Monterrey hacerse del balón y, con la verticalidad que acostumbra, plantarse en el área contraria con tres toques, habilitando a Funes Mori quien aprovechó una mala salida de Nahuel Guzmán para darse la vuelta y anotar el 1-3 que dejaba en pésimas condiciones a sus rivales.

El daño ya estaba hecho. La contundencia de los atacantes rayados había quedado de manifiesto y con muy pocas aproximaciones anotaron 3 tantos y estuvieron a punto de meter otros 2. Una clara muestra de su poderío que deja a Tigres en una situación muy incómoda para la vuelta en el campo de sus odiados rivales que se llevará a cabo el próximo sábado 14 de mayo a las 19:00.

No hay comentarios:

Publicar un comentario