lunes, 16 de mayo de 2016

América 2-1 Guadalajara


Las Águilas del América volvieron a clasificar a las semifinales al derrotar por 2 tantos contra 1 a unas aguerridas Chivas de Guadalajara que se habían ido al frente muy temprano en el partido pero terminaron derrumbándose después de que Gullit Peña fallara una pena máxima.

Después de un partido de ida muy trabado, las Chivas salieron con mucha mayor ambición y controlaron las acciones de inicio ante un América expectante, que esperaba a su rival y parecía querer esperar antes de mostrar sus armas. La primera acción de peligro fue por parte de Jair Pereira quien mandó el primer aviso un poco desviado de la portería defendida por Hugo González quien volvió a tener una buena actuación en el arco americanista.

Las Chivas empujaban fuerte hacia el frente en el inicio y cuando corría el 9', Orbelín Pineda recibió un balón de apoyo de Cisneros por la banda derecha, aprovechó que no tenía marca para acomodarse y mandó un fogonazo bien colocado que se coló pegado al poste contrario para poner al Rebaño arriba 0-1.

La sacudida obligó al América a meterse de lleno al partido y este comenzó a ser de ida y vuelta puesto que las Chivas no querían ceder tan fácil la iniciativa. Las Águilas comenzaron a empujar hacia el frente pero carecían de profundidad y Darwin, que había comenzado por la banda derecha, cambió hacia la banda izquierda en busca de conectarse con Arroyo, Andrade y Martínez y en su primer intento logró entrar al área visitante, quebró a un defensa y cuando parecía copado y ya sin mucho que hacer, una barrida imprudente de Jesús Sánchez lo derribó por lo que el árbitro marcó la pena máxima que Osvaldo Martínez convirtió en gol al 27' para el 1-1.

La respuesta del Rebaño no se hizo esperar y en una jugada muy apretada, Hugo González derribó en el área a Orbelín Pineda y el árbitro marcó de inmediato la pena máxima que Gullit Peña, para desgracia del chiverío, falló al estrellarle el esférico al cancerbero americanista cuando corría el 32'. El golpe anímico fue resentido por Chivas y ayudó al América a capear el temporal y tomar un mayor control del balón, bajando el ritmo y acomodándose mejor en el terreno de juego.

Para la segunda parte, el América sumaba frecuentemente al frente a Arroyo, Andrade y Martínez pero parecían no tener buena conexión con Darwin y Oribe que hacían enormes esfuerzos adelante y pese a eso se veían muy aislados. Incluso Ambriz llamó a Darío Benedetto para darle indicaciones cuando en una jugada en el área americanista, los azulcremas robaron el balón y con rápidos trazos cuajaron un contragolpe. Andrade recibió el balón que había sido despejado desde el área americanista, sirvió para Darwin y este avanzó velozmente por la banda izquierda y tocó para Oribe que se encontraba solo en el centro y simplemente venció a Cota con un toque suave a su izquierda para marcar el 2-1 al 65'.

Ambriz retuvo el cambio y unos minutos después, cuando ya corría el 72', hizo ingresar a William da Silva en sustitución de Michael Arroyo en busca de una mejor marca en la media cancha y aprovechando que William es excelente para los contragolpes. La respuesta de Chivas fue hacer ingresar a Ricardo Vázquez en sustitución de Salcido.

El América volvió a su estrategia favorita, aguantar y buscar un contragolpe para finiquitar el encuentro y Chivas no se amilanó, apostó por la ofensiva y arriesgó atrás pero le hizo falta profundidad hacia el frente y los jugadores del Rebaño se topaban una y otra vez con el muro defensivo bien plantado por los azulcremas que impedía el paso hacia el área mientras los minutos iban transcurriendo.

Oribe salió al 82' porque simplemente ya estaba fundido. Su lugar lo tomó Darío Benedetto, el que iba a entrar al 60', pero casi no se notó. En los minutos finales las Chivas pero no encontró la profundidad requerida para generar verdadero peligro y cuando ya corría el 87', Ambriz se fue a la segura e hizo ingresar a Pimentel en sustitución de Darwin Quintero para sellar el marco americanista y finiquitar el pase a las semifinales del Clausura 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario