martes, 31 de mayo de 2016

Ecos del Real Madrid vs Atlético


El Real Madrid se ha agenciado su décimo primera orejona. Todo un hito en el futbol europeo sin duda alguna. Conforme van pasando los días, van surgiendo algunos detalles sobre cómo preparó cada equipo y cada técnico la gran final y, por supuesto, las grandes diferencias van surgiendo.

Diego Simeone no quería perder ningún detalle y preparó todo con anticipación, el Atlético entrenó fuerte en las últimas dos semanas, viajó con dos días de anticipación a Milán, fue a reconocer el Estadio de San Siro y entrenó ahí mostrando fortaleza, decisión y, sobre todo ganas de hacer historia y conquistar su primera UEFA Champions League. Simeone no dudó en practicar los penales y siguió una serie de cábalas con la finalidad de sentirse cómodo.

Por el otro lado, Zinedine Zidane lo vio de una forma más relajada. Cuidó los detalles de la preparación del equipo pero evitó intimidar, prefiriendo dar confianza a sus jugadores y enfocando las pláticas en otra dirección. El Real Madrid no ensayó los penales en las semanas previas a la gran final.

Sergio Ramos fue hacia Gabi y el árbitro con la intención de pedir tirar primero pero el volado lo ganó el Atlético y, sorpresivamente, Gabi solicitó tirar segundo y para colmo de males para los colchoneros, se acordó tirar en la portería donde estaba la porra del Real Madrid. Según las estadísticas, el equipo que tira primero gana el 60% de las series de penales y los números son todavía más favorables cuando el primer tirador acierta. El Atlético tenía fresca la serie de penaltis ante el PSV Eindhoven y en ella los rojiblancos habían ganado tirando en segundo lugar.

Usualmente, se coloca a los mejores tiradores primero para dar confianza al grupo pero Zizou volvió a sorprender cuando preguntó al grupo quién se animaba y colocó a Lucas Vázquez, un suplente, después de que este se ofreciera inmediatamente. Según publica El País, un jugador merengue dijo que "algunos no podíamos ni caminar, otros no querían mirar y Lucas fue con gusto a tirar el penal como un niño en un partido amistoso". El gol de Lucas animó al grupo.

Había sido obvio que al final del partido el Atlético terminó mejor físicamente y a eso hay que agregar que Simeone se reservó dos cambios para la prórroga mientras que muchos jugadores del Real Madrid ya se mostraban visiblemente cansados y los calambres comenzaron a aparecer en más de uno de los jugadores merengues. Adicionalmente a eso, los colchoneros habían conquistado el empate en la recta final del partido y habían puesto a los merengues en serios predicamentos, por lo que parecía que la suerte podría sonreírles, pero no fue así y el Real Madrid terminó alzándose con la copa.

El segundo penal lo tiró Marcelo y el tercero Gareth Bale, quien no parecía haber terminado en buena forma el partido pero aun así pidió tirar y Zizou le dio el gusto y la confianza. Ambos anotaron. La prensa indica que el propio médico del Real Madrid se sorprendió al ver a Bale enfilarse al área para tirar la pena máxima y dijo "¿A dónde va si está cojo?".

Por el Atlético, Griezmann no defraudó y anotó de buena forma. El francés lo hizo de la misma forma como tiró ante el PSV pero a partir de ahí, los siguientes tiradores cambiaron y comenzaron a tirar para el lado contrario a como lo habían hecho ante el PSV.

Keylor había visto videos de la serie entre el Atlético y el PSV y sabía lo que estaba sucediendo pero según publican en la prensa española, "sintió que era demasiado tarde para cambiar y le apostó al poste derecho siguiendo el guion que habían llevado los colchoneros ante el PSV". El arquero costarricense se lanzó a su derecha, para el mismo lado al que fue el disparo de Juanfran, pero no alcanzó a intervenir ya que el tiro se estrelló en la base del poste. El hombre que había gestado la jugada del gol del Atlético al desbordar y mandar un centro desde la banda derecha había fallado un penal que podía ser decisivo. Era el primer hierro de los disparadores del Atlético.

En el último lugar de la lista de tiradores del Real Madrid aparecía Cristiano Ronaldo. El ariete madridista se había visto muy disminuido en la recta final del partido. Había puesto todo de sí en ir y venir una y otra vez para ayudar a su equipo pero al final del encuentro no se veía nada bien e incluso le había confesado a sus compañeros que "estaba muerto".

Llegó la hora de la verdad y Cristiano, que ya sabía lo que es fallar una pena máxima en serie de penales en la UEFA Champions League, lo hizo de buena forma y anotó el gol decisivo que garantizaba la obtención de la copa.

Trascendió a la prensa española que Zidane nunca completó la lista y no había sexto tirador por lo que de extenderse la tanda de penales los jugadores merengues hubieran tenido que ponerse de acuerdo en ese momento para ver quien se lanzaba para disparar el siguiente.

Días antes del partido, no habían dudas sobre la continuidad de Simeone y el futuro de Zidane era incierto. Para el Atlético, el Cholo ha hecho resurgir al equipo y lo ha catapultado de nueva cuenta hacia lo más grande de España y Europa. Hay una comunión genuina entre el entrenador pampero, sus jugadores, los directivos y la afición colchonera. Sin embargo, en la rueda de prensa posterior al duelo, con el dolor de la derrota a cuestas y al parecer todavía muy caliente, el Cholo hizo una declaración ambigua en la que daba a entender que su continuidad podría estar en juego, algo que aficionados, directivos y sobre todo jugadores, esperan que haya sido una simple calentura y que no pase a más.

Por el otro lado, habían incluso rumores que ya ponían a Zizou fuera de la dirección técnica del Real Madrid desde hace meses, cuando nadie imaginaba que los merengues avanzarían mucho más en la Champions y que por ningún motivo podrían acercarse al Barcelona en la Liga. Sin embargo, Zidane jamás perdió la calma y poco a poco, el trabajo fuerte fue rindiendo frutos, los merengues lograron una sorpresiva victoria sobre el Barcelona en la Liga y los hicieron tambalearse de fea forma, logrando acercarse a un punto mientras mantenían su avance en la Champions. Ahora, con el título en manos no será tan fácil correrlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario