martes, 3 de mayo de 2016

Leicester City se corona


La combinación de resultados en la 36a jornada de la Premier League permitió a Leicester City asegurarse la corona con 77 puntos y aún dos partidos pendientes por disputar ya que Tottenham Hotspur llegó a 70 al empatar a 2 tantos con el Chelsea en Stamford Bridge en un duelo cardiaco en el que los spurs se habían ido al frente por 2 tantos contra 0 y dejaron ir la ventaja ante los blues.

Leicester City ha escrito su nombre en la historia sin duda alguna. Claudio Ranieri conformó un gran equipo a partir de un grupo de jugadores que no parecían tener futuro y al que los expertos condenaban a pelear por no descender a la 2a división en Inglaterra y en lugar de eso, se han proclamado campeones de la Premier League.

Ranieri no inventó el hilo negro. Leicester City jugó siempre igual, sin muchas sorpresas, aunque de vez en cuando habían ciertos cambios en la alineación, la mayor parte de la temporada participó la misma base de jugadores con una formación 4-4-2 que estratégicamente se replegaba para contragolpear al enemigo cada vez que se presentaba la oportunidad y sin importar si jugaban en casa o fuera.

Los Zorros construyeron su éxito con una defensa ordenada, una media cancha que no dudaba en correr la milla para recuperar balones y un par de delanteros descarados que hicieron mucho daño cada vez que tomaban mal parada a la defensa contraria.

Ranieri acostumbra decir: "si no corres, no juegas", así de simple. Y su equipo acató las órdenes a la perfección. Los zorros corrían una y otra vez, de un lado al otro, mezclando el músculo trabajador de la clase obrera con espíritu de lucha y el desparpajo de gente que parecía no tener nada que perder y terminó llevándose la gloria en una temporada épica y sin duda alguna, de ensueño.

Si bien Ranieri utilizó una base de jugadores constante y trató de tocarla la menor cantidad de veces posible, sí tuvo algunos cambios clave que terminaron siendo revulsivos para su equipo. El manejo del plantel y los cambios fueron muy inteligentes y sin duda le dieron al Leicester una fortaleza enorme.

Como pocas veces sucede, un grupo de jugadores que para muchos fueron considerados de desecho o sin futuro, logró conjuntarse bajo las órdenes de Ranieri para conformar un gran equipo que conquistó la Premier League de gran forma, superando a grandes equipos con enorme nóminas. Enhorabuena por Leicester City, enhorabuena por el futbol. Historias como esta enriquecen al balompié y al deporte en lo general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario